América se hunde en la tabla

Deportes 08/11/2015 01:55 Actualizada 02:01

Monterrey.— Ignacio Ambriz gritaba desesperado, pero en cuanto vio que el final del partido se acercaba fue a su banca a sentarse. Estaba resignado. Se limitó a ver el marcador adverso, que supone un duro golpe para su América.

Las Águilas sumaron su séptima derrota del campeonato y no podrán pelear por el liderato del certamen ante Pumas. Sin embargo, clasificaron a la Fiesta Grande porque el Guadalajara y el Atlas no pudieron alcanzar el triunfo en sus respectivos duelos.

“Son muchas derrotas para un equipo con la jerarquía del América. No hemos tenido la regularidad que pretendemos”, analizó autocrítico el técnico azulcrema.

Del otro lado, Antonio Mohamed, entrenador de Rayados, le dio un manotazo a sus ex pupilos para mantener al club regio con aspiraciones de colarse a los cuartos de final y soñar con el título.

Con una victoria ante Toluca, los de la Sultana del Norte estarán prácticamente invitados a la fase final.

América inició con una férrea pelea por el esférico a los regiomontanos. Los emplumados quisieron proponer el partido ante una escuadra desesperada y que ni siquiera el empate le servía para poder acceder a la Liguilla por el título. Los capitalinos jugaron a ‘matar’ a Rayados.

Un gol de Carlos Darwin Quintero apenas al minuto siete resultaba justo para lo que había sido el partido. En una jugada fortuita, el colombiano aprovechó un rebote que le quedó a merced para prenderlo y evitar que el portero local, Jonathan Orozco, pudiera desviarlo.

El baile en el festejo de Quintero fue de alegría. Resultaba un bálsamo, luego de que fuera uno de los jugadores más criticados del América en los últimos dos torneos.

Monterrey tuvo la obligación de despertar. Ante su público, le resultaba imperativo no morir sin oponer resistencia. Poco a poco se deshizo del agobio que le había impuesto la escuadra azulcrema.

El descanso a los regios les vino bien. La mejor versión de su juego se mostró en el complemento.

Apenas cuatro minutos de arrancada la segundo mitad. Rogelio Funes Mori igualó el partido, luego de que Dorlan Pabón estrellara un tiro en el travesaño y el argentino llegara a empujarlo.

Con ese tanto, el ex de River Plate llegó a 11 anotaciones en el torneo y tiene opciones de pelear por el título de goleo la próxima semana.

Los de casa crecieron en confianza. El cronómetro dictaba que quedaba mucho tiempo y podían pensar en una remontada.

El segundo gol de Rayados llegó a través de una buena jugada colectiva en la que Edwin Cardona cerró la pinza. Gol que le permite a Rayados mantenerse con vida y convertirse en un candidato para llegar a la siguiente fase.

América se hundió en la tabla de posiciones, además se le esfumó la posibilidad de pelear por el superliderato.