Se encuentra usted aquí

Usain Bolt, a poco de ser leyenda

08/10/2015
02:10
-A +A

Usain Bolt no peca de modesto. Le gusta reconocer sus logros deportivos con suma naturalidad. Con este semblante, siente que si logra revalidar sus títulos olímpicos el próximo año, se sentirá con toda la confianza para considerarse a sí mismo como “una leyenda”.

“Si refrendo mis oros, me sentiré cómodo en considerarme como una leyenda deportiva. La gente dice que ya lo soy, pero yo quiero alcanzar ese estatus ganando otra vez en unos Olímpicos. Quiero ser el mejor del mundo, esa es mi meta”, comenta Bolt en una visita realizada ayer a la ciudad de México.

Medallista de oro en los 100, 200 y 400x100 metros planos desde la justa de Beijing 2008, el velocista jamaiquino quiere defender estos metales áureos en Río 2016. Esa es la única meta que en estos momentos ronda en su cabeza.

“Mi plan es retener los títulos olímpicos. Ese es el objetivo y sólo después de Río 2016 sabré si me retiro o no lo hago. Por ahora, sólo quiero triunfar en los Olímpicos”, insiste el espigado velocista.

Bolt es una celebridad atípica. Poco le molestan los imponderables. Cada vez que quiere hablar por el micrófono, durante su visita a una tienda ubicada en Polanco, los problemas de audio le juegan una mala pasada. Eso sólo lo divierte.

“Ya la semana que entra empiezo mis entrenamientos de cara a la próxima temporada, que será una de las más importantes de mi carrera”, agrega Bolt, que competirá en algunas fechas de la Liga Diamante.

Al comentar sobre lo que fue su temporada este 2015, admite que no la tuvo fácil, pese a lograr los oros de sus tres pruebas en el Campeonato Mundial de Beijing, en donde se impuso al estadounidense Justin Gatlin en los 100 metros.

“Fue duro el Mundial. La temporada resultó difícil, porque sufrí lesiones y resultó complicado no estar en mi ciento por ciento. Sin embargo, insistí en los entrenamientos y me fue bien en los Mundiales”, dice.

‘Lightning Bolt’ se da tiempo para plasmar sus huellas en lo que será una placa a su memoria. También se anima a jugar un partido de futbol uno contra uno, en una cancha reducida, contra Darío Benedetto, atacante del América, a quien le aplica un túnel y hasta le mete un gol de taconazo.

Reconoce su admiración por su padre y el corredor estadounidense Michael Johnson; menciona a Cancún como su lugar favorito de México y califica a Cristiano Ronaldo como su jugador favorito de futbol, sobre Lionel Messi.

Bolt disfruta lo que es la recta de una carrera prodigiosa, en donde quiere cerrar con logros dignos de una leyenda de las pistas.

“No tengo idea de lo que haré cuando me retire, pero seguramente estaré ligado al deporte de una u otra manera. Es algo que no me inquieta, pues mi concentración se centra en lograr los oros”.