Se encuentra usted aquí

Demasiada garra para un tricolorcito

La nueva generación de la Selección tiene mucho por aprender y mejorar, para estar a la par de los grandes
Jiménez intentó que Alvarado hiciera algunos movimientos para penetrar la ofensiva charrúa, sin efecto. Foto: IMAGO7
08/09/2018
02:18
Gerardo Velázquez de León
-A +A

Houston.— A un uruguayo no se le puede dar una pelota parada, tarde o temprano acabará con su rival de esa forma. En el Mundial de Rusia anotaron siete goles, de los cuales cinco fueron a balón parado. Así, con la especialidad charrúa, tuvieron que pasar sólo 41 minutos para que anotaran tres goles de esa forma: uno en tiro de esquina, uno de tiro libre y otro de penalti.

Y cuando se pensaba que no podían ser más humillados los mexicanos, Luis Suárez se empeñó en ridiculizarlos. Inició con un tiro libre que evidenció la falta de concentración, poco después tirando un penalti a lo Panenka, pero lo más profundo debió ser el pase de rabona que derivó en el cuarto gol.

Muchos errores, falta de seguridad y marcas perdidas. Jonathan dos Santos que no saltó en la barrera, Jesús Gallardo que no supo anticipar a José María Giménez, Jesús Angulo que cometió una falta en el área porque le ganaron la espalda. Fallas en momentos determinantes, obviamente una selección con la capacidad y nivel de la uruguaya te hace pedazos si le regalas opciones como lo hizo la mexicana.

Artículo
El argentino fue anunciado este jueves como nuevo técnico de Dorados de Sinaloa
Estoy feliz por volver a donde fui campeón: MaradonaEstoy feliz por volver a donde fui campeón: Maradona
 

Uruguay es un equipo muy bien formado, de los 11 que jugaron ayer, nueve estuvieron de titulares en el último partido de la Copa del Mundo. Solamente faltaron Nahitan Nández y Christian Stuani (ingresó en el segundo tiempo), obviamente también Edison Cavani, quien no estuvo en los cuartos de final contra Francia por lesión.

Poderosos, con mucho talento y sobre todo con un gran conocimiento de lo que manejan a la perfección, su defensa y las pelotas paradas. Y si hubieran tenido un poco más de ambición, golean a la Selección Mexicana, que no metió las manos en todo el partido, aunque antes del primer gol por lo menos tuvieron valentía para ir al frente, sin orden, pero al frente.

No funcionó Alan Pulido como enlace entre el medio campo y Raúl Jiménez. Por eso Ricardo Ferretti, iniciando el segundo tiempo, apostó por el joven Roberto Alvarado, quien tenía en algún palco del estadio NRG a visores del Manchester United viendo su presentación en Selección Mexicana.

Cuando Tuca lo ubicó en el lugar de Hirving Lozano provocó el segundo penalti de la noche para México, aunque Raúl Jiménez echó todo a perder al evidenciar su disparo,que fue detenido con facilidad por Fernando Muslera.

Inicia el proceso con un resultado que hará desesperar a más de uno, en otros se escuchará a grito tendido pedir a los eternos futbolistas.

Y aunque no debe ser un condicionante el resultado, la percepción es de desánimo.

Comentarios