Alemania

Deportes 08/06/2014 01:30 Actualizada 03:30

Cuando el Bayern Munich fue derrotado en la semifinal de la Liga de Campeones, muchos cuestionamientos se vertieron sobre la selección alemana.

¿Debería Joachim Löw hacer que el equipo jugara como el Bayern o quizás, después de todo, como el Borussia Dortmund?

¿Debería de concentrarse en la posesión o, basar el juego del equipo en presionar y rápidas transciones de la defensa al ataque?

Todo eso.

“Sus ideas son excelentes”, dijo el técnico alemán, luego de su encuentro con Pep Guardiola. Meses después, agregó: “En algunas cuestiones pensamos igual”.

Eso incluye dominar el mediocampo, basándose en un sistema de 4-2-3-1.

Löw usa un mediocampista central y dominante, cuyas potencialidades no se basan en sutilezas.

Otra coincidencia con el Bayern de Guardiola es el cada vez menor interés de Löw en los goleadores tradicionales. El técnico ha elegido solamente a dos: Miroslav Klose, de 35 años y al sin experiencia Kevin Volland, de apenas 21.

Las figuras: Philipp Lahm, Toni Kroos, Bastian Schweinsteiger, Thomas Müller, Jerome Boateng, Mario Götze y Manuel Neuer, siete jugadores del Bayern representarán a los alemanes en Brasil. Todos ellos son considerados para la titularidad en la justa brasileña.