Una respetable “squadra azurra”

Deportes 07/03/2013 00:03 Actualizada 10:53

GLENDALE, Arizona.— Improvisados, desconocidos, no son las palabras con la que se puede definir a los jugadores de la selección italiana de beisbol.

Por el contrario, la novena que enfrentará México en el debut del Grupo D del Clásico Mundial es un conjunto que tiene entre sus filas a peloteros de Grandes Ligas, y que centra su principal arma en el lineup encabezado por Anthony Rizzo.

El primera base azurro terminó la campaña anterior con los Cachorros de Chicago conectando 15 cuadrangulares y 48 carreras impulsadas, una demostración del poder que posee en las muñecas el inicialista nacido en Florida. Detrás de Rizzo, existen 13 peloteros más pertenecientes alguna organización de la Gran Carpa, cinco de ellos con pasado reciente en MLB y el resto alimentando las sucursales.

Nick Punto, de los Dodgers, es otro de los rostros conocidos en el conjunto que pilotea Marco Mazzierri. Punto con 12 temporadas en las Grandes Ligas, es el pelotero que aporta la experiencia en este conjunto.

Con 102 hits y 36 carreras impulsadas, el jardinero de los Padres de San Diego, Chirs Denorfia es un bateador consistente.

Perteneciente a los Mellizos de Minnesota, Chris Colabello es un conocido de la afición mexicana. Jugó la pasada Liga del Pacífico con los Algodoneros de Guasave, donde depositó números que lo llevaron a estar considerado como MVP.

Patrick Venditte, un serpentinero ambidiestro, quien en la temporada pasada lanzó para los Venados de Mazatlán. El Pulpo, como es conocido, utiliza un guante especial de seis dedos, para cambiarlo de mano cada vez que tiene que enfrentar a un bateador zurdo o derecho.

También tienen a Alex Liddi, un tercera base de los Marineros de Seattle, quien la temporada pasada bateó para .224 con 10 carreras impulsadas en 37 juegos. Italia no será una víctima.