Juventus y PSG cumplen trámite

Deportes 07/03/2013 00:03 Actualizada 08:57

El París Saint Germain y la Juventus se sumaron al Real Madrid y el Borussia Dortmund en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La Juventus avanzó cómodamente al derrotar en su estadio al Celtic de Glasgow por 2-0 (5-0 global), mientras que el PSG sufrió en el Parque de los Príncipes, al empatar 1-1 ante el Valencia, al que había derrotado 2-1 en la ida.

Alessandro Matri, a los 24’, y Fabio Quagliarella, a los 67’, anotaron los goles en Turín para darle forma a un global de 5-0 a los campeones de la Copa de Europa de 1985 y 1996. La Juventus no llegaba a la ronda de los últimos ocho en el máximo torneo europeo de clubes desde 2006.

Matri y Quagliarella no jugaban juntos en el ataque de La Juve desde hacía más de un año, pero ayer mostraron comunicación telepática ante la lenta defensa de los escoceses. El gol de Matri llegó tras un rebote cedido por el arquero del Celtic, Fraser Forster, tras un tiro de Quagliarella.

La Juventus mantuvo su dominio en todo el encuentro, hasta que llegó el segundo gol: el veterano mediocampista Andrea Pirlo habilitó al chileno Arturo Vidal, quien controló el balón con el pecho y cedió con generosidad, el gol a Quagliarella.

Las cosas fueron muy diferentes en París, con angustia hasta el final para los locales.

Pese a que se había anticipado la posibilidad de que jugara, el inglés David Beckham siguió ayer desde el banco el sufrido partido de su nuevo equipo. Hace ya tres años que no juega en la Champions.

“Nos vamos fastidiados”, admitió el capitán del Valencia, David Albelda: “Hemos tenido el dominio, pero no es fácil tener claridad cuando ellos acumulan 10 u 11 jugadores en su propio campo”, añadió Albelda, quien confirmó que ayer jugó su último partido de Liga de Campeones, ya que se retirará al final de la temporada.

Con el 2-1 en la ida a favor del PSG, el Valencia se adelantó al comienzo de la segunda parte con un gol de Jonas, pero el argentino Ezequiel Lavezzi igualó al aprovechar un error de Dani Parejo. El conjunto francés acabó colgado del arco para conseguir la clasificación.

El conjunto francés comenzó el encuentro sin el sancionado Zlatan Ibrahimovic. Y lo cierto es que su equipo lo echó de menos más de lo imaginado. Sin el astro sueco, el París Saint Germain pareció huérfano de un faro atacante. Sólo el brasileño Lucas Moura ofrecio buenos detalles de su calidad.

Sin Andrés Guardado, quien permaneció en la banca, el Valencia atacó con más convicción que claridad y al final quedó eliminado.