Polémica por Mundial 2006, bajo análisis

Deportes 06/11/2015 00:50 Actualizada 09:52

Francfort.— La Federación Alemana de Futbol (DFB) se reunirá el lunes de forma extraordinaria para abordar la crisis interna que vive con su máximo dirigente, Wolfgang Niersbach, sospechoso de haber evadido impuestos en el polémico proceso de adjudicación del Mundial de 2006.

Mientras tanto, Niersbach, que se espera que asista a la reunión en la sede central de la federación, en Francfort, respondió ayer durante horas a las preguntas de los investigadores. Sin embargo, sigue sin pronunciarse en público tras el estallido del escándalo.

El actual presidente, su antecesor en el cargo, Theo Zwanziger, y el ex secretario general de la DFB, Horst R. Schmidt están siendo investigados por la fiscalía de su país por presunta evasión de impuestos en el sospechoso pago de 6,7 millones de euros que el comité organizador del Mundial hizo a la (FIFA).

Tanto Franz Beckenbauer, jefe de la candidatura y del comité organizador, como Niersbach, han negado en todo momento haber pagado sobornos, aunque admiten que transfirieron esos 6.7 millones al máximo organismo de futbol.

Temas Relacionados
polémica por Mundial 2006