La Liga MX, atadura del nuevo talento nacional

Deportes 06/08/2014 00:01 Actualizada 10:21

Ricardo La Volpe dice no entenderlo. Manuel Lapuente es más directo y acusa: “Les importa un bledo”. Luis Fernando Tena pide pensarlo bien.

Voces de ex técnicos del Tricolor, coinciden en que con tanto extranjero y naturalizado acrecentará el problema para formar la Selección y también para dar trabajo a tanto futbolista mexicano que sale de las diferentes canteras.

“La estadística está ahí —dice La Volpe—. Pero la realidad es que necesitamos jugadores de categoría para trascender y para eso se necesita dar oportunidad a los jóvenes, lo que no se hace hoy”, dice el argentino, pero con hijas nacidas en territorio mexicano.

“Hoy hay cinco extranjeros, más los naturalizados y en cada equipo juegan siete u ocho. No entiendo por qué pasa eso. A mayor cantidad de naturalizados o extranjeros que permita el reglamento jugar, menor será la cantidad de mexicanos en la cancha”, afirma, evidenciando una fórmula matemática.

Este problema se ha ido gestando poco a poco. “Cuando [Xolos de] Tijuana fue campeón [Torneo Apertura 2012], sólo había dos mexicanos en la cancha: Fernando Arce y un lateral. Además, cuando Cruz Azul llegó a la final de la Copa Libertadores [en 2001] fue con nueve extranjeros, lo recuerdo bien”.

“No les importa”

Manuel Lapuente, técnico nacional en el Mundial de Francia 1998, opina de igual forma: “Desde luego que habrá consecuencias [negativas] y lo vamos a lamentar”.

El naturalizar jugadores “es sólo esconder el verdadero problema. Es más fácil naturalizar a un muchacho, que trabajar en fuerzas básicas. Les importa un bledo”.

“Una exageración”

Luis Fernando Tena, coincide: “Es exagerado. Los cinco extranjeros son más que suficientes; si a esto le agregamos los naturalizados...”.

Más allá de las leyes, agrega el técnico de Cruz Azul, “ya son demasiados jugadores no nacidos en México que ocupan plazas que deberían ser para los jóvenes [mexicanos]. Hay muchos [naturalizados] que ni siquiera son elegibles para la Selección Nacional”.

“No me quejo”

El principal afectado, Miguel Herrera, toma las cosas con calma. “Los jóvenes tendrán que destacar mucho para poder jugar”, opina. “Los mexicanos deberán brillar mucho más en sus clubes para dejar fuera de la cancha tanto a naturalizados o extranjeros”.

—¿Te quejas de esto?

“Lo que tengo que hacer es trabajar, no quejarme”, se resigna.

Temas Relacionados
liga MX atadura nuevo talento nacional