¡Se perfila un agarrón!

Deportes 06/07/2014 00:03 Actualizada 11:33

Los últimos invitados a semifinales pasaron serios apuros. No obstante, Argentina y Holanda ya se encuentran entre los cuatro mejores del Mundial de Brasil 2014. Junto con Brasil y Alemania dejan afuera a las “sorpresas” del certamen y la Copa del Mundo se quedará entre alguno de los históricos del balompié.

Los albicelestes regresan a estas instancias después de 24 años de ausencia. En tanto que la Oranje hila una segunda clasificación a semis, tras lograrlo también en 2010.

Argentina aguantó su ventaja 1-0 —gracias a un gol de Gonzalo Pipita Higuaín— a lo largo de 82 minutos, ante unos belgas que nunca encontraron una opción clara ante el marco defendido por Sergio Romero.

Por su parte, los dirigidos por Louis van Gaal llegaron hasta la instancia de tiros de penalti para superar a una sorpresiva Costa Rica (4-3), que bajó una verdadera cortina de acero para lograr mantener su marco en ceros en tiempo regular y en los extras, pese a las insistencias de Arjen Robben, Robin van Persie y Wesley Sneijder. Gran mérito de esto fue del portero Keylor Navas.

Tras esto, argentinos y holandeses conforman así la segunda semifinal del Mundial brasileño, la cual se disputará este miércoles 9 de julio, en la Arena Corinthians de Sao Paulo. Un duelo con tintes de revancha para los sudamericanos, que aún tienen presente la dolorosa derrota que sufrieron ante la Naranja Mecánica en los cuartos de final de Francia 1998, por 2-1, última vez que se enfrentaron en una fase de eliminación directa.

Pese a ello fue en Alemania 2006 su más reciente enfrentamiento en una Copa del Mundo, en un duelo que terminó empatado sin goles en la fase grupal de aquella justa.

Con la otra semifinal también ya definida, que será entre Brasil y Alemania, esta fase será un duelo entre América y Europa con el mismo número de representantes aún con vida. Para los del viejo continente estará el reto de coronarse por primera ocasión en un Mundial disputado en suelo americano.

“Los equipos sudamericanos tienen ventaja al jugar en casa. Eso no se discute. Conocen el entorno, están acostumbrados”, admitió el entrenador alemán, Joachim Löw,

Con la eliminación ayer de Bélgica y Costa Rica, los cuatro equipos aún con vida en el certamen brasileño son representativos que han disputado por lo menos tres finales de Copas del Mundo.

Sólo Holanda es la única selección que no lleva ninguna estrella bordada en su escudo, pero suma tres subcampeonatos, el más reciente el de hace cuatro años, en donde perdió ante España.

Argentina vuelve a soñar con el tricampeonato, en un anhelo que no se veía tan posible desde la Argentina de Diego Armando Maradona de Italia 1990, la última vez que pudo llegar a una semifinal.

Los germanos, el equipo más regular en la historia de los Mundiales, alcanzan el duelo previo a la final por cuarta ocasión consecutiva. Pese a esa regularidad, suman 24 años de no alzar la Copa FIFA.

Brasil sigue el guión de lo que se espera de la selección local del certamen, que busca cosechar su sexto título del Mundo.

La primera guerra será este martes 8 de julio, cuando brasileños y alemanes busquen el primer boleto a la final en el estadio Mineirao.

Temas Relacionados
Brasil Alemania Copa del Mundo