Germanos se van con precaución

Deportes 06/07/2014 00:03 Actualizada 11:44

SANTO ANDRÉ.— La baja de Neymar fue recibida con cautela en Alemania, rival de Brasil en semifinales del Mundial. El equipo teutón lamentó la lesión del astro brasileño al comienzo de los entrenamientos para preparar el partido.

“Es una lástima cuando un jugador de la categoría de Neymar se lesiona y queda fuera del torneo”, dijo Hansi Flick, asistente de Joachim Löw. Flick siguió el discurso oficial de los alemanes y alertó que Brasil será un crudo rival en busca del pase a la final, pese a no contar con Neymar ni con su capitán Thiago Silva, suspendido al acumular dos amarillas.

“Tienen excelentes jugadores y podrán compensar las ausencias”, indicó. El auxiliar contó el entusiasmo de Löw ante el partido: “Nada es mejor que enfrentarse a Brasil, el local, en una semifinal”, citó al entrenador.

Neymar recibió un rodillazo en la espalda por parte del colombiano Juan Camilo Zúñiga en la victoria por 2-1 en cuartos de final ante Colombia que le provocó una fractura en la tercera vértebra lumbar, a raíz de lo cual quedó fuera del certamen.

“Lo siento por él. Espero que te mejores pronto”, escribió el delantero del Arsenal inglés, Lukas Podolski en Twitter.

El también mediocampista de los Gunners Mesut Özil le envió otro mensaje: “Neymar, estoy apenado. ¡Buena recuperación!”.

La cuarta consecutiva

Alemania disputará su cuarta semifinal consecutiva en Mundiales, lo que la convierte en uno de los equipos más sólidos y estables de los últimos años. “Ahora queremos dar el próximo paso”, dijo Joachim Löw.

El partido contra Francia permitió al técnico arriesgar con cambios que resultaron acertados y encontrar respuestas a dilemas que arrastraba desde principios del torneo, como devolver a Philipp Lahm a su puesto natural de defensor.

“El partido de cuartos de final ante Francia no sólo lo ha ganado el equipo, sino sobre todo el entrenador. Joachim Löw arriesgó con una reestructuración del equipo y tuvo razón con sus medidas”, consideró el diario alemán Der Spiegel.

Löw comenzó a pensar ya el cruce con Brasil. Sin día de descanso, el plantel entero volvió a realizar trabajos ligeros.

Sólo faltó en la práctica el defensor Per Mertesacker, afectado por una gripe. Bastian Schweinsteiger cumplió un programa especial de recuperación.