Se encuentra usted aquí

Osorio no sanciona por fiesta

Jugadores sienten que se violó su intimidad, pues salieron en su tiempo libre; sólo las familias son las afectadas
Los tricolores ya entrenan en Copenhague. / Foto Luis Cortés
Los tricolores ya entrenan en Copenhague. / Foto Luis Cortés
06/06/2018
03:31
Édgar Luna Cruz
-A +A

Copenhague.— Las fotografías que han circulado en los medios de comunicación donde se ve a algunos jugadores de la Selección Nacional Mexicana saliendo en su noche libre con algunas escorts, han causado molestia en el seno del grupo, pero no porque haya consecuencias internas, sino porque los futbolistas sienten que se ha violado su intimidad de nueva cuenta, por más que se haya tratado de su único tiempo libre durante la concentración final de cara a la Copa del Mundo.

Según ha trascendido, jugadores como Guillermo Ochoa, Jesús Manuel Tecatito Corona, Héctor Herrera, Marco Fabián, Giovani y Jonathan dos Santos, Carlos Salcedo y Jesús Gallardo, salieron la noche del sábado, después del juego ante Escocia en el Estadio Azteca, y en una casa ubicada en las Lomas de Chapultepec, organizaron una fiesta con acompañantes.

La reunión habría empezado cerca de las 11 de la noche y concluyó aproximadamente a las 4 de la tarde del domingo. Cerca de 17:00 horas. Todos llegaron al Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol antes de las 7 pm, hora impuesta por el entrenador Juan Carlos Osorio para que se reportaran, antes de tomar los vuelos hacia Europa.

Artículo
El mediocampista del Porto recibió un permiso especial del Cuerpo Técnico y Directivo para arreglar unos asuntos personales
Tras fiesta, Héctor Herrera rompe concentración con la SelecciónTras fiesta, Héctor Herrera rompe concentración con la Selección

Ahí el problema

La salida a la luz de esta información suscitó que hubiera una junta urgente en el grupo. El director técnico colombiano se reunió con todos los futbolistas para poner las cosas claras: ante él, en las concentraciones, los intregrantes del equipo se han portado de excelente manera, no tiene queja alguna de alguien, y lo que se hizo fuera de la disciplina de la Selección Nacional “es problema de cada quien”. Los jugadores, como se les indicó, llegaron el domingo sin retrasos, no hubo problema alguno, por lo que la situación —excusan— rebasa los controles disciplinarios que tienen el cuerpo técnico nacional y la propia Federación Mexicana de Futbol.

Más allá de lo que pudieran opinar los altos dirigentes, Decio de María, presidente de la FMF, anda de gira por el viejo continente, buscando votos para la candidatura tripartita México-Estados Unidos-Canadá para la Copa del Mundo 2026 y a Guillermo Cantú no se le ha visto en Copenhague, porque está en Cancún, donde se celebra la Reunión Anual del Futbol mexicano, que siempre tiene como evento estelar al Régimen de Transferencias de la Liga MX.

Pese a esto, en el Tricolor se han cerrado filas. No hubo ningún regaño, no hubo ninguna disputa por lo ocurrido, aunque sí se pidió a los futbolistas apelar a su “conciencia y madurez”, porque situaciones como esta no ayudan con la Copa del Mundo tan cercana.

Al final, la disciplina de la Selección no se violó en ningún momento. Ya es problema de cada jugador lo que haya hecho y lo que tenga que explicar será en su intimidad, con su respectiva familia, donde cada quien afrontará el problema generado, si es que así ha sucedido tras esto.

Nada que reclamar, nadie a quién castigar. Mas, una cosa es segura. Pero qué necesidad había de tener este apuro cuando falta tan poco tiempo para enfrentar a Alemania en Rusia 2018.

Comentarios