Sulaimán pedirá reducción de multa

Deportes 06/03/2013 03:04 Actualizada 10:50

La multa de 900 mil dólares que recibió el boxeador sinaloense Julio César Chávez Jr. por parte de la Comisión Atlética de Nevada debido a su positivo de mariguana, al presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) José Sulaimán le pareció una suma exagerada. Por ello, adelantó que mandará una carta de inconformidad por dicho castigo.

“No era para tanto dinero el castigo a Chávez Jr. A Julito se le han hecho infinidad de exámenes a lo largo de su carrera y siempre han sido negativos. Por eso vamos a mandar una carta para externar nuestra queja de que la sanción económica fue muy elevada”, destacó el dirigente del CMB.

El ex campeón mundial de peso medio del Consejo arrojó residuos de mariguana en una prueba realizada al término de la pelea que perdió ante el argentino Sergio Maravilla Martínez celebrada el pasado 15 de septiembre en Las Vegas.

Después de una audiencia con la Comisión Atlética de Nevada, que se realizó el 28 de febrero, se determinó una multa de una tercera parte de su ganancia en dicha velada y la suspensión de nueve meses.

El castigo se basó en que es la segunda vez que El Hijo de la Leyenda dio un positivo. La anterior vez fue por un diurético que consumió tras su pelea contra el estadounidense Troy Rowland, en noviembre de 2009 también en Las Vegas, el cual se declaró como “sin decisión”.

“Julio siempre ha tenido problemas para dar el peso en sus combates. Por eso se recurrió a dicha sustancia. No obstante, no se actuó de mala fe para sacar ventaja”, recordó Sulaimán.

La cabeza del CMB externó su apoyo incondicional a Chávez Jr. para que regrese a los encordados y en su intención de enfrentar en revancha a Maravilla Martínez.

Entrega cinturones

En su tradicional reunión semanal con la prensa especializada, José Sulaimán se dio tiempo para entregar varios cinturones a sus boxeadores agremiados, como el título absoluto minimosca que le dio a la boxeadora Ibeth La Roca Zamora.

“Felicito a Ibeth por su triunfo en Japón. Demuestra el corazón que tienen todos los mexicanos”, externó el dirigente.

También le entregó su cinturón plata de la división minimosca a la mexiquense Yéssica Kika Chávez, una vez que venció por decisión unánime a Irma Sánchez, el pasado 23 de febrero en el Centro de Convenciones de Ixtapa Zihuatanejo.

La otra boxeadora que recibió su fajín fue Yésica Nery, quien se proclamó campeona mundial juvenil tras doblegar a Ivonne Rosas.

“El boxeo femenil mexicano sigue en lo alto. Pese a que varias campeonas están en receso por maternidad, hay nuevas generaciones que están respondiendo”, apuntó.