Gallos no puede olvidar el descenso

Deportes 06/03/2013 03:04 Actualizada 08:46

Si bien, Gallos Blancos está inmiscuido de gran manera en la lucha por el no descenso, los queretanos no han hecho tan mal las cosas. En la tabla general marchan en la posición 12, con 11 puntos obtenidos, y están a sólo dos unidades de la zona de clasificación; sin embargo, para el técnico Ignacio Ambriz, el objetivo principal se encuentra en la búsqueda por la permanencia y si al final del torneo se da algo, será bienvenido; pero hoy en día, el ojo está en el descenso.

“Estaría loco si pensara en eso [Liguilla], el problema del equipo es el descenso y tenemos que luchar para salvarnos. Por ahí me pueden tachar de cómo no voy aspirar a una Liguilla, no, porque no quiero que mis jugadores se confundan. Nosotros estamos para pelear el descenso, estamos trabajando para eso y si en la última jornada se da algo será bienvenido, pero mientras, no podemos pensar en eso”, aseguró el timonel.

El resultado favorable ante Monterrey del pasado sábado, que significó el primer triunfo de Ambriz al frente de los emplumados, no les da más que sólo tres unidades, que por ahora son aún insuficientes para lograr salvar la categoría.

Un resultado favorable que te renueva las esperanzas, te da otra alegría para trabajar, el jugador está con más ánimo, pero también es cierto que sólo logramos tres puntos. No les puedo bajar el pistón a los jugadores y el trabajo no lo podemos bajar, porque no hemos hecho nada. La realidad es que si este sábado termina el torneo, estamos descendidos”.

De cara al duelo ante el campeón Tijuana, “tenemos un partido muy complicado ante el campeón que está jugando Copa Libertadores y es cierto que los equipos se cansan, pareciera que en el futbol mexicano no hay esa continuidad de partidos, pero es el campeón y siempre te queda el orgullo de defender el título a muerte”, asegura el estratega queretano.

“[Los Xolos] tienen bajas: [Fidel] Martínez, [Joshua] Ábrego y [Cristian] Pellerano están castigados, y [Édgar] Castillo está operado [fractura del pómulo derecho], pero también tienen una plantilla que hará frente y no nos van a regalar nada”.