‘Concachampions’ servirá para ajustar

Deportes 05/08/2014 00:01 Actualizada 08:37

Responsabilidad disfrazada de bálsamo que se le presenta al Cruz Azul en un momento clave, justo cuando necesita aire fresco, tras su asfixiante inicio en el Torneo Apertura 2014.

Esta noche, La Máquina recibe al Alajuelense de Costa Rica, en su debut dentro de la Liga de Campeones de la Concacaf 2014-15. El objetivo, a largo plazo, es el Mundial de Clubes del próximo año, pero lo primordial es hallar el triunfo, ese que se le ha negado en el certamen local (dos empates y una derrota).

“Tenemos que ganar, es la única manera de darle vuelta a todo... No queda de otra”, sentencia Christian Giménez. “Sea cuál sea el torneo, hay que hacerlo”.

Y con los jugadores que sea. Debido a que sólo tuvo dos días de descanso, Luis Fernando Tena planea dar cierta rotación a su equipo. Realizaría cuatro cambios, con respecto de la alineación del sábado anterior contra el Veracruz, por lo que Gerardo Flores, el propio Chaco, Xavier Báez y Alejandro Castro podrían iniciar el duelo.

“Tenemos que dar vuelta a la página, porque este es un partido muy importante como locales y esperemos darle la victoria a la gente”, sentencia el atacante Mauro Formica, quien es respaldado por José de Jesús Corona: “Alajuelense viene y hay que estar muy atentos, saber que es un torneo importante, en el cual, también desde ahora debemos salir a imponer condiciones. Buscaremos empezar con el pie derecho”.

A final de cuentas, son los monarcas defensores del certamen. Durante diciembre viajarán a Marruecos para disputar el evento que reúne a los campeones —a nivel de clubes— de cada región futbolística, pero su hambre de gloria es insaciable. Quieren repetir una aventura que todavía no viven.

“Ese es el objetivo”, subraya el guardameta celeste. “Tenemos estos dos torneos [Liga y Concachampions], los cuales hay que encarar de la mejor forma”.

“Todavía falta un montón, [pero] siempre está la ilusión”, complementa Formica. “Tenemos el sueño de darle un título a esta gente, así es que queremos tratar de pelear en todos los frentes”.

Más allá del grado de dificultad que cada uno representa.

Pese a la eterna condición de favorito que el balompié mexicano goza en la Concacaf, los Cementeros no olvidan que el Alajuelense eliminó al América en la fase grupal, dentro de la edición anterior, por lo que Corona aconseja “analizar lo bueno, malo, y seguir trabajando”.

“Es algo muy importante, un torneo diferente, en el cual vamos a salir como siempre: con la intención de sacar los tres puntos”, agrega. “La diferencia también va a ser la intensidad con la que se juegue, imponer condiciones, ritmo de juego... Tratar de apretarlos, asfixiarlos”.

Lo que les permitiría acercarse a esa anhelada victoria, porque el juego de hoy significa mucho más que el debut dentro de un torneo en el que son los campeones defensores. Se trata de aire en su estado más puro... El que les ha hecho falta.