Como futbolista tuvo ‘magia’

Deportes 05/01/2016 03:43 Actualizada 04:48

Decían que se movía como un cisne, que era demasiado lento para brillar en el futbol, pero lo hizo y se convirtió no sólo en uno de los mejores jugadores del planeta, sino en un galáctico.

Zinedine Yazid Zidane, de ascendencia argelina, nació en Marsella, Francia, el 23 de junio de 1972.

A sus 43 años de edad fue nombrado director técnico del Real Madrid, nada menos.

Zidane fue de esos futbolistas que jugaba a la nostalgia, que calculaba sus movimientos con gracia y eficiencia, que pensaba antes de actuar de forma extraordinaria.

A los 24 años de edad abandonó Francia para fichar por La Juventus y en 1998 en el Mundial celebrado en su país, maravilló al llevar a la selección gala a conquistar la Copa del Mundo.

Con Mundial y Eurocopa a cuestas, llegó al Madrid en 2001, para ser parte de los “Galácticos”, plantilla compuesta por estrellas internacionales de la talla de Ronaldo, Figo, David Beckham y Raúl.

La rivalidad con el Barcelona que arrastraba lo que quedaba del “Drem Team” creció con Luis Enrique, hoy técnico culé, como uno de sus principales adversarios.

Ganó Liga y Supercopa con el Madrid, pero por lo que más se le recuerda es que en 2002, con un golazo de volea, le dio la novena “Orejona” a los Merengues. En el Mundial de Alemania 2006 estuvo a punto de coronarse nuevamente campeón del mundo, pero en la final contra Italia perdió los estribos ante el defensor Materazzi, al que agredió, y fue expulsado.

Hasta la belleza cansa”, y Zidane decidió colgar los “tacos” ese mismo año. Real Madrid no lo dejó irse de su organización. Después de ser auxiliar del primer equipo y técnico en las filiales, a Zinedine Zidane”, le llegó su hora.