Cuba estalla en la sexta entrada

Deportes 04/03/2013 03:53 Actualizada 10:17

FUKUOKA, Japón.— Cuba tuvo que emplearse a fondo para doblegar 5-2 a Brasil en su debut en el Clásico Mundial de Beisbol

Los subcampeones de 2006 no pudieron conectar hits durante las primeras cuatro entradas, pero estallaron en la quinta con dos carreras en el Domo de Fukuoka. Consolidaron su ventaja con tres más en el sexto rollo cuando Frederich Cepeda anotó desde tercera gracias a una jugada de selección. El campocorto Erisbel Arruebarruena agregó dos carreras con las bases llenas.

Brasil respondió con dos carreras en la parte baja de la sexta ante Freddy Álvarez, pero eso fue todo lo que consiguió el equipo de Barry Larkin, que cayó a 0-2.

El abridor por Cuba, Ismel Jiménez, se llevó la victoria tras ponchar a seis en cuatro entradas y dos tercios de labor sin permitir daño.

Los brasileños amenazaron en la tercera entrada, pero una gran intervención del jardinero central Guillermo Heredia evitó el daño. Con dos outs y un par de corredores en circulación, Heredia atrapó un batazo peligroso a lo profundo del jardín central.

Andre Rienzo, el pitcher abridor de Brasil, concedió bases por bolas a tres de los primeros seis bateadores que enfrentó, pero retiró a los siguientes nueve.

Los cubanos aprovecharon los fallos de la defensa de Brasil para ponerse en ventaja. Una jugada de bateo y corrido permitió que Cuba colocara corredores en las esquina, cuando el intermedista Felipe Burin dejó el espacio abierto para que un roletazo de Arruebarruena se internara en el bosque.

Brasil tampoco supo ejecutar una jugada de doble play que hubiese terminado el inning tras un roleta de Heredia. Rienzo fue relevado tras sobrepasar el máximo de 65 lanzamiento y Ernesto Norris permitió el sencillo remolcador de Alexei Bell. Con el nuevo descalabro la novena brasileña está prácticamente eliminada.