Cetro en la mira de “Archie”

Deportes 04/03/2013 03:53 Actualizada 10:25

Ulises Archie Solís ve latente la opción de disputar un título mundial si doblega al capitalino Édgar Sosa en lo que será su tercera afrenta entre ambos ex monarcas minimoscas. El boxeador tapatío subirá ante los suyos con este pensamiento el próximo sábado.

“Es una de las peleas más importantes para mi por lo que representa el ganarle. Significa la oportunidad de ir por un título mundial más. Cualquiera de los dos puede ganar la opción de pelear por el cetro absoluto e ir por una buena bolsa a Asia”, resalta Solís.

El vencedor de este choque será nombrado retador oficial del japonés Toshiyuki Igarashi, campeón mosca del Consejo Mundial de Boxeo. Una opción que, pese a representar ir a pelear de visitante, no inquieta a El Archie.

“Estoy contento porque la veracidad de mi carrera es 100 por ciento real. Cuando me coroné campeón mundial la primera vez fue fuera de casa, en el Madison Square Garden, en 2006, ante un durísimo Will Grigsby. No era favorito, pero gané el campeonato mundial”, remembra.

Solís (35-2-3, 22KO) tiene el antecedente de haber doblegado a Sosa (47-7, 28KO) en sus anteriores dos afrenta. No obstante, advierte que esta es una nueva historia que se escribirá en el Coliseo Olímpico de la Universidad de Guadalajara el 9 de marzo.

Será la segunda pelea para El Archie después de parar 15 meses en recuperación tras recibir una presunta agresión por parte del también boxeador Saúl Canelo Álvarez.

“Ha sido un camino dificilísimo, lleno de decepciones. De problemas sicológicos, familiares y hasta maritales por lo que se dijo. Él [Saúl Álvarez] me reclamaba que habían pasado cosa que no fueron así. Estuve a punto de perder a mi hija, mi pareja. Se pierde toda la confianza del mundo”, recuerda el tapatío.

Ulises esta de nueva cuenta cerca de un cetro mundial y lo agradece al apoyo familiar.

“La unión de los míos me ha ayudado. Tengo a mi familia más que nunca. A mi papá [quien ya falleció], que lo llevó en el corazón y nunca lo voy a olvidar; a mi mamá, a mi pareja, mi hija. Esos son los apoyos que quiero llevar”, apunta.