América fulmina a pobre Cruz Azul

Deportes 03/03/2013 00:02 Actualizada 10:01

¡Papá ha vuelto...!”, reza el cántico de una de las coloridas porras familiares que sobrevivieron a la trifulca en Neza. El dominio ejercido por Cruz Azul, en los últimos cinco partidos sobre América, desapareció ayer, en el Estadio Azteca, gracias al músculo de su fornido goleador.

Sí, El Chucho Christian Benítez devolvió la paternidad a las Águilas, en el Clásico Joven, con un imponente hat-trick propio de su estirpe y convenció a los incrédulos que se ha vuelto a echar al equipo al hombro, al que encamina con decisión rumbo a la Liguilla.

Frente a un entradón que técnicamente significó el lleno en el Coloso de Santa Úrsula (aunque la asistencia oficial, según el sonido local, fue de 67 mil fans), Benítez despertó para recuperar el trono de máximo artillero del americanismo, al sumar ahora 6 dianas en su cuenta, a costa de una mediocre Máquina, a la que borró con un impactante 3-0.

Y, honor a quien honor merece, Miguel Herrera le ganó la partida a su amigo Memo Vázquez, con una faena propia de maestros, al tapizar de intrépidas Águilas el cielo azul, que ve alejarse dramáticamente la calificación, al tropezar sin ambición por tercera ocasión en forma consecutiva.

En 9 minutos de medirse unos y otros, Alejandro Vela trazó un servicio que no pudo rematar El Chaco Giménez. Después de ese descontrol en zona defensiva, el América dominó a placer el encuentro. Hasta que al minuto 23, en el cobro de una falta de Osvaldo Martínez por el callejón derecho, Benítez conectó su primer frentazo de la tarde para abrir la pizarra.

El segundo golpe en la frente azul se lo propinó Israel Castro a su propio equipo, al cometer una barrida imprudente sobre Rubens Sambueza. El cartón rojo (38’) abrió el panorama a las Águilas, porque al 41’ Chucho no se apiadó y lanzó un cañonazo que sometió a Chuy a su izquierda.

Con el 2-0 en la pizarra, el América no dejó de insistir, con todo y que Chiquimarco Rodríguez emparejó el número de hombres, al 61’, tras mostrar una cartulina colorada a Paul Aguilar, por falta sobre Flores.

También en el duelo 10 contra 10 fue mejor el ave amarilla. Al 65’ Benítez entró como locomotora y Domínguez despejó sobre la línea, pero al 69’, El Chucho Benítez conquistó su tercer tanto de la noche, al cabecear un balón de Rubens Sambueza.

El 3-0 terminó en faena, con “¡olés!” incluidos y la aplaudida salida de Benítez, cual torero, del Coloso de Santa Úrsula. Sí, El Chucho está de regreso, y de qué forma, mientras que las Águilas vuelven a mandar en el Clásico Joven.