Se encuentra usted aquí

Zendejas el triufador de la tarde

El Juli Y Andrés Roca Rey, tarde sin mucho brillo
Toros, El Juli, Andrés Roca Rey, Zendejas, Constitución de 1917, Santa María
Fotos: Guillermo González
03/02/2018
10:35
Danaý Martínez
-A +A

La tradicional corrida de aniversario de la Constitución Mexicana de 1917 dejó como gran triunfador al joven rejoneador, Santiago Zendejas quien se llevó dos apéndices, mientras que Andrés Roca Rey consiguió una oreja en su primer toro.

Previo a la corrida se realizaron honores a la bandera, en donde participó la escolta y la banda de guerra de la XVII Zona Militar, así como la banda de guerra y escolta del Pentatlón Moderno Militarizado. Además, la tarde fue amenizada con la banda Ensamble Constitución de 1917 del maestro Arturo López, quienes tocaron pasos dobles previo al festejo.

Se brindó un minuto de aplausos para el ganadero de Barralva, Don Luis Ángel Álvaro Bilbao quien falleció a los 68 años el pasado 22 de enero, y quien fue padre del empresario Pablo Álvarez Palillo.

Zendejas abrió el ruedo con Don Luis de 486 kilos un toro de Barralva, el rejoneador comenzó con una buena faena y un buen toro, hizo piruetas con sus equinos y acomodó banderillas cortas. En el tercer tercio cambió su suerte, el matador de a caballo falló en tres ocasiones hasta que finalmente consiguió la muerte del astado, para salir del ruedo entre palmas.

El torero español, Julián López “El Juli”, abrió plaza con Giraldo de 485 kilos de la ganadería de Montecristo,el ibérico realizó una serie de chicuelinas para abrir la faena que fue lo que ejecutó el matador español.

Tuvo una buena ejecución de pases por derecha con la muleta y se ganó varios olés de público. Culminó con un buen estoque y salida al ruedo con las palmas del público.

Comadroso de 479 kilos fue el ejemplar de Barralva que saltó al ruedo con el triunfador del año pasado de la temporada grande en la Plaza México, Sergio Flores; el tlaxcalteca le brindó el toro al también torero José Luis Angelino.

Un desafortunado tercer tercio para Flores, el toro se venció de las patas traseras y se tiró sobre el ruedo, pasaron varios minutos antes de que el astado pudiera levantarse, una vez arriba, el matador se dispuso a usar la espada, con un estoque certero, Sergio Flores se retiró en silencio y un público disgustado con el ejemplar.

Gorrion de 489 kilos de la ganadería de Barralva fue el cuarto toro de la tarde. Andrés Roca Rey salió al ruedo enfundado en luces y le brindó su faena al público de Querétaro. Chicuelinas y tandas por derecha, además de los pases que tiene acostumbrado el peruano lo hizo brillar en el ruedo con la muleta. Sin embargo, el estoque no fue lo esperado, la espada entró a tres cuartos y tendida aunque finalmente el animal sucumbió y con ello le bastó para que la autoridad le otorgara un apéndice.

Otro de Montecristo salió al ruedo, Veterinario de 500 kilos fue el segundo toro para El Juli.  El matador aprovechó y sacó lo mejor que pudo dar el toro con la muleta, molinetes y suertes por derecha le dieron al matador varios olés. Infortunadamente pinchó en tres ocasiones y en el cuarto intento la espada quedó un poco tendida y tuvo que descabellar, el español regresó al ruedo por petición del público y recibió las palmas.

Sergio Flores enfrentó a Curioso de 493 kilos de la ganadería de Barralva, el de Tlaxcala se recuperó en la faena y supo sacarle partido a este toro, pero infortunadamente pinchó en dos ocasiones y cuando logró el estoque la espada no entró en su totalidad por lo que tuvo que descabellar, el matador se fue con palmas.

Pitito de 501 kilos cerró la tarde de Roca Rey, un toro de la ganadería de Barralva que despidió a Roca Rey. El toro peleó bien al caballo, Andrés cautivo con la muleta y emocionó al público cuando solicitó a la orquesta El Queretano. En el estoque, Roca Rey dejó la espada en tres cuartos, trasera y de lado, el toro tardó en caer y finalmente tuvo que descabellar para hacerlo caer, el peruano se retiró con las palmas.

Para cerrar la tarde, Santiago Zendejas toreo a uno de Marrón, el mejor de la tarde que llevó por nombre Constituyente de 525 kilos, le asistió a las citas y el rejoneador puso banderillas cortas y realizó varias piruetas durante la faena, hecho que le otorgó dos apéndices y el respeto del público.

Sergio Flores regaló un astado, Pato de 483 kilos y proveniente de Barralva, hizo una buena faena que le reconoció el público, y se retiró con las palmas.

mdgm

Comentarios