‘Big Ben’ sale a la caza de Ravens

03/01/2015
01:12
-A +A

Pittsburgh .—Los Steelers no contarán con la presencia de su corredor estelar Le’Veon Bell. Para su fortuna Ben Roethlisberger y Antonio Brown serán los que den la cara.

Los Ravens de Baltimore visitan a Pittsburgh para este Juego de Comodines de la AFC.

Estos dos conjuntos se han enfrentado tres veces anteriores en la postemporada: Juegos Divisionales de 2001 y 2010, así como en el Campeonato de Conferencia de 2008. Steelers, jugando de local, ganó los tres duelos.

El panorama no es halagüeño para los Ravens, aunque este equipo ha disputado siete partidos de primera ronda de Playoffs y su récord es 6-1.

El problema aquí es que Baltimore no es un buen equipo como visitante y si desea librar este primer obstáculo, el resto de la postemporada no lo jugará en casa.

Incluida la temporada pasada, los Ravens tienen marca de 6-10 fuera de Baltimore y no registran récord ganador como visitantes desde 2010, y en su último viaje a Pittburgh fueron derrotados 43-23, el pasado 2 de noviembre, en un partido en el que Roethlisberger lanzó seis touchdowns.

Este ha sido un gran año para ‘Big Ben’, ya que lanzó 32 pases de anotación, completó 67.1 por ciento de sus envíos y promedió 309.5 yardas por partido, sus mejores números en 11 años de carrera.

Le’Veon Bell no jugará debido a que no se recuperó de la lesión (hiperextensión de la rodilla) que sufrió frente a Cincinnati en la Semana 17. La responsabilidad caerá en el ataque aéreo y allí es donde entra Antonio Brown.

El receptor de los Steeler ha demostrado su calidad, fue líder de la NFL en recepciones (129) y yardas por recepción (mil 698). Frenarlo será todo un reto para Baltimore, que posee la defensiva 23 contra el pase. Aunque los Ravens recuperarán al tacle defensivo Haloti Ngata, quien estaba lesionado.

Joe Flacco, quarterback de los Ravens, llega a este encuentro con mentalidad positiva, luego de lanzar 312 yardas y dos touchdowns contra Browns, y a pesar de sus modestos números tuvo tres mil 986 yardas este año.

Los partidos entre Steelers y Ravens tradicionalmente son de pocos puntos, pero ya no ostentan sus defensivas de antaño. Hoy lo que necesitan es puntos y anotar.