Un diamante... muchas piedras

Deportes 02/11/2012 11:35 Actualizada 11:37

Han sido más palabras de elogio, más publicidad, que logros verdaderos. La cantera del Guadalajara ha sido alabada por crear futbolistas destacados, como el “diamante” Javier Hernández, pero su prestigio no ha servido para la conquista de títulos para el equipo más popular de México.

Un mar de debutantes, muchos de ellos hoy en el olvido. Algunos deambulan por equipos de Primera División y Liga de Ascenso, pero en realidad pocas figuras de verdad.

¿Quién recuerda a Francisco Mendoza, Omar Aguayo, Efraín Cruz, Roberto Rivera o Max Pérez?, sólo por nombrar algunos “desaparecidos”. 

Las Chivas, desde la gestión de Jorge Vergara Madrigal, apostaron por la reactivación de la formación de futbolistas, bajo el argumento de que en el mercado los futbolistas “hechos” se les venden caros al Rebaño, por lo que es necesario hacer sus propios jugadores.

“Las fuerzas básicas es donde más invertimos, con alrededor de 10 millones de dólares al año”, comentó el jerarca chiva en una entrevista televisiva este año.

En total, 59 debuts se han dado desde el Apertura 2003, según cifras oficiales del conjunto rojiblanco. Alfredo Talavera, el primero, y el último, Michael Pérez.

De esa cantidad han salido ocho campeones del mundo infantiles (Sergio Arias, Patricio Araujo, Omar Esparza, Carlos Vela en 2005; Giovani Casillas, José Tostado, Luis Solorio y Carlos Fierro en 2011), cuatro monarcas olímpicos en 2012 (Jorge Enríquez, Marco Fabián, Miguel Ponce y José Antonio Rodríguez y mismo número de canteranos chivas que ya fueron a una Copa del Mundo (Carlos Vela, Jonny Magallón, Luis Michel y Javier Hernández).

Otra de las cosas de las que presume el Rebaño Sagrado en cuanto a sus divisiones inferiores es el bicampeonato actual Sub-17 y la conquista de la Copa Independencia, de la misma categoría.

Los logros en selecciones con límite de edad y en los torneos formativos de los canteranos chivas de poco han servido para que el Guadalajara tenga conquistas en el futbol mexicano de Primera División.

En el último título de las Chivas (Apertura 2006) apenas estuvieron presentes cuatro canteranos “marca Vergara” y sólo dos de ellos fueron titulares en la final ante Toluca (Magallón y el Pato Araujo).

Y de ahí en fuera, las fuerzas básicas han fracasado como el soporte principal para que Chivas aumente su palmarés en el máximo circuito. 

Las distinciones, más que colectivas, han sido individuales. El Chicharito obtuvo el campeonato de goleo del Bicentenario 2010 y Luis Michel el Balón de Oro como el mejor guardameta en el Clausura 2008.

“Año con año, se realiza una evaluación de resultados y por ello, se fortalece la estructura, para así buscar la vanguardia en todo lo que se hace en fuerzas básicas y la formación de jugadores. Lo hecho hasta el momento es muy importante, porque se está generando una nueva mentalidad, una nueva disposición y actitud de trabajo”, resalta la página oficial del Guadalajara. Esa actitud, mentalidad, estructura y vanguardia no le han servido todavía a Chivas para ganar más de un título en la era Vergara.

Su cantera lleva 59 debuts, sólo un diamante y pocos trofeos, pero mucha publicidad.

Temas Relacionados
Chivas Jorge Vergara cantera