Se encuentra usted aquí

02/10/2015
01:53
-A +A

Guadalajara.— En Chivas abundan las sonrisas. Cuatro victorias consecutivas, tres de ellas en la Liga, han cambiado por completo el panorama rojiblanco. Con la llegada del técnico Matías Almeyda han regresado los buenos resultados.

La práctica termina en Verde Valle. Marco Fabián “desnuda” muchos de los defectos que veía en el anterior esquema de juego, como ser demasiado ‘precavidos’ y reconoce que ahora con el argentino disfruta más el futbol.

“Este tipo de esquema que Matías vino a implementar nos da para que haya más oportunidades de gol, tanto ofensivas como defensivas, porque sabemos que al tener más gente al frente, nos vamos a jugar más el mano a mano atrás. Los partidos se hacen más de ida y vuelta, con llegadas de gol, más divertidos y obviamente lo disfrutamos más”, sentencia el volante rojiblanco.

“A Matías le gusta jugar más al frente, con jugadores más ofensivos y eso se ha visto. El ejemplo está en que llevamos dos goles por partido, ha habido más contundencia, Omar [Bravo] está concretando más, recibe más balones y esa inyección a la ofensiva nos ha ayudado para competir mejor. Se hacen hasta los partidos más divertidos”, señala.

Una de esas reglas no escritas del futbol asegura que los jugadores que más disfrutan dentro del campo son también los que más divierten a la tribuna. En ese sentido, Chivas luce feliz. El plantel se siente más libre y Marco valora esa sensación.

“La verdad es que los entrenadores son diferentes. Por ahí el ‘Chepo’ era un poco más precavido, ha sido su sistema de toda la vida y le ha funcionado... Matías va un poco más a la ofensiva. A los que estamos de medio campo hacia adelante, nos da más libertad”, desmenuza.

Puertas abiertas a Reyna. Aunque la decisión no pasa por ellos, los integrantes del plantel rojiblanco abren la puerta a la posibilidad de que Ángel Reyna sea reintegrado, luego de que durante la estancia de José Mauel de la Torre fuera separado por no compartir los “objetivos grupales”. Así lo expresó ayer el volante Marco Fabián.

“La verdad es un tema que no nos incumbe”, ataja el futbolista. “Es un asunto en manos de la directiva. Como compañeros, estamos unidos y bueno, sea cual sea la decisión, si regresa o no, lo más importante es pensar en el partido del domingo frente a Pumas”, explica.

Enseguida, agrega que no existe, de parte del grupo, alguna circunstancia que se oponga al regreso del polémico futbolista, quien ha experimentado múltiples circunstancias extra cancha: “Al grupo le viene bien. Esté quien sea o no esté nadie, el grupo se mantiene unido y no está en nosotros ese tema. El grupo igual lo va a aceptar y si no regresa, seguirá con la misma confianza tratando de lograr las metas que nos hemos puesto”.