Bélgica se impone en prórroga de infarto

Deportes 02/07/2014 00:03 Actualizada 09:37

SALVADOR.— Bélgica derrotó en la prórroga por un sufrido 2-1 a Estados Unidos y se clasificó a los cuartos de final de un Mundial por primera vez en 28 años.

Un gol de Kevin de Bruyne en el minuto 93 quebró la resistencia del arquero estadounidense Tim Howard, gran protagonista de un partido en el que impidió durante muchos minutos que la superioridad belga se reflejara en el marcador.

Romelu Lukaku pareció sentenciar en el 105’ con el 2-0, pero al comienzo de la segunda parte de la prolongación (107’), el joven Julian Green recortó distancias y puso emoción al partido.

La nueva generación de oro del futbol belga confirmó con un juego alegre lo mucho que se espera de ella. Desde México 1986, cuando los Diablos Rojos fueron cuartos, Bélgica no se metía entre los ocho mejores.

Su rival en cuartos de final de Brasil 2014 el sábado en Brasilia será Argentina, que venció por 1-0 a Suiza.

La primera jugada del partido fue reflejo de lo que se verían los 120 minutos: vértigo y un ida y vuelta constante de arco a arco. A los 40 segundos, el joven delantero belga Divock Origi, que fue titular en lugar de Lukaku, penetró en el área, pero su disparo lo salvó el arquero Howard.

Los jugadores belgas de tres cuartos de cancha, liderados por De Bruyne, encontraban la vía libre hacia el área de Howard. La estrategia del Jürgen Klinsmann, técnico de Estados Unidos, de tapar bien los costados y de situar al defensa Geoff Cameron en el medio campo no daba los resultados deseados.

No cambió el guión en el segundo tiempo, en el que Bélgica siguió siendo muy superior. En el 56’, Origi remató de cabeza al larguero y Howard salvó segundos después el remate de cerca de Vertonghen.

En el 75’ llegó quizás la mejor ocasión para Bélgica. Hazard robó la pelota, sirvió a Origi, que se deshizo del defensor con un quiebre y asistió a Mirallas, que sólo en el mano a mano perdió el duelo ante Howard.

Lo que no había llegado en el tiempo reglamentario llegó al comienzo de la prórroga. Lukaku entró por Origi, desbordó por la banda derecha con fuerza y su centro encontró a De Bruyne que perforó finalmente el arco de Howard con un disparo cruzado tras dos recortes.

De Bruyne volvió a romper la defensa y cedió a Lukaku, que remató de primeras y puso el 2-0.

Estados Unidos se resistió a morir. Michael Bradley vio el desmarque de Green, que acababa de entrar en la cancha y que acortó distancias.

Thibaut Courtois, en el 112’, evitó el empate ante Dempsey tras una gran jugada de estrategia. Al final, Bélgica resistió los embates y 28 años después, vuelve a los cuartos de final.

Temas Relacionados
Bélgica impone prórroga infarto