Olímpicos van por la copa

Deportes 02/06/2014 00:21 Actualizada 09:48

ARLINGTON.— Fulminaron todos los miedos que adornan la oscura historia tricolor durante aquel mágico verano en la Gran Bretaña. Conocen cada uno de los peldaños que componen la dorada escalera que lleva a la gloria… Y están listos para recorrerlos otra vez.

Con la incorporación de Javier Aquino, y a la espera de que no existan más bajas, 10 de los 23 hombres que acompañarán a Miguel Herrera hasta Brasil tienen un sitio garantizado en la inmortalidad. Afortunadamente para El Piojo, todos poseen insaciable hambre de gloria.

Lo reflejan en el discurso. Marcar un hito en los Juegos Olímpicos Londres 2012, con la obtención de la presea áurea, les permite creer que pueden repetir la hazaña durante la XX Copa del Mundo.

“Es importante [que haya 10 hombres de aquel grupo], somos una buena base”, considera el volante Marco Fabián. “Sabemos lo que conseguimos, escribimos historia. Hicimos posible lo imposible y hoy debemos transmitir eso”.

“Sin duda, todos estamos mentalizados en lograr algo histórico en este Mundial y vamos por el mismo camino”, agrega.

Ninguno cree que el Mundial será menos complicado que la justa británica, mas presumen llegar remasterizados en comparación a cuando fueron elegidos por Luis Fernando Tena. Sus argumentos son madurez futbolística y convencimiento de que le pueden hacer frente a quien sea.

“Queremos hacer historia. No será nada fácil, pero se puede lograr… Lo hicimos en Londres”, recuerda el goleador Raúl Jiménez, quien es respaldado por el zaguero Miguel Ponce: “A eso vamos: a hacer historia, a buscar mucho más allá del quinto partido. La meta es seguir avanzando”.

Espíritu ganador que se esparce en cualquier zona del campo. Todas las líneas del equipo dirigido por Herrera cuentan con, al menos, un medallista olímpico.

José de Jesús Corona está en la portería; Diego Reyes, Carlos Salcido y El Pocho Ponce como defensas; Héctor Herrera, Fabián y Aquino, entre los volantes, mientras que Giovani dos Santos, Jiménez y Oribe Peralta aparecen en la delantera mexicana.

“Se está respetando ese proceso en el que se hicieron las cosas muy bien. Vamos a hacer un gran trabajo y estamos tratando de dar lo mejor”, comparte El Cepillo. “Allá [Londres] hicimos historia y creemos que acá también se podrá”.

El ahora delantero de las Águilas del América advierte que “hay mucha calidad para poner en alto el nombre de México. En todos lados estamos cubiertos”.

“Hay que atrevernos a pensar en cosas grandes, intentar hacer algo diferente dentro y fuera de la cancha”, añade Fabián. “Sabemos que en México hay mucha calidad y solamente debemos hacerla notar dentro de la cancha”.

Están familiarizados con la gloria y el escepticismo. No les sorprende que sus metas sean consideradas simples sueños guajiros, pero el futbolista del Cruz Azul asegura que ha “cambiado la mentalidad… Y no sólo por eso [medalla de oro], sino a causa de muchas cosas que se han ganado”.

“Hoy en día, ha cambiado mucho la mentalidad del futbolista mexicano y mis compañeros estamos enfocados en que este Mundial sea diferente”, presume. “Muchos piensan que es algo imposible, pero creemos en nosotros”.

Siempre lo han hecho. Por eso, sometieron a esas arraigadas fobias tricolores. Y se dicen listos para repetir la hazaña en Brasil, a partir del 13 de junio.