“Temo”, por el medio boleto para regresar

01/12/2012
01:25
-A +A

LA PIEDAD.— Hace casi un mes, cuando aquel sonoro silbatazo oficializó la peor derrota del Sinaloa en el torneo, Cuauhtémoc Blanco juró venganza. Esta tarde tendrá la oportunidad de cumplir su promesa.

El ídolo y los Dorados visitarán el estadio Juan Nepomuceno López, en busca de la corona del Apertura 2012 en la Liga de Ascenso... Y medio boleto a la Primera División.

Quien hoy dé la vuelta olímpica garantizará, al menos, su presencia en la serie que otorgará un lugar en el máximo circuito, con la opción de asegurar su vuelta si también se corona en el Clausura 2003.

Los norteños llegarán con la mínima ventaja obtenida en el estadio Banorte (1-0), aunque —al igual que en la eliminatoria entre el Toluca y los Xoloitzcuintles de Tijuana— el gol como visitante ya no funge como criterio de desempate.

Capitán del equipo dirigido por Francisco Ramírez, El Temo va por su tercer título de Liga. Fue campeón con el América (Clausura 2005) y el Irapuato (Clausura 2011), aunque éste no le fue suficiente para regresar a la categoría de honor, ya que La Trinca sucumbió ante el Tijuana, en la Final por el Ascenso.

Ambos clasificaron a la fase final en los últimos lugares disponibles. De hecho, esa contundente victoria sobre los Dorados (5-0) del domingo 4 de noviembre, otorgó un dramático boleto a los Reboceros, quienes ya eliminaron a los Estudiantes-Tecos y Lobos BUAP.

El Neza y el Necaxa son la víctimas del conjunto liderado por Blanco, quien ha presumido su calidad durante la actual Liguilla.

Los norteños se perfilaban para culminar la fase regular en los primeros sitios de la tabla, mas la penosa bronca con los Estudiantes-Tecos y algunas lesiones impidieron tener plantel completo para las jornadas finales, lo que se reflejó al sólo conseguir cuatro de las últimas 18 unidades que disputaron, un nivel demasiado bajo para los Dorados.

Todo cambió en la Liguilla, etapa en la que el Sinaloa no ha perdido (tres victorias y dos empates), además de que no se ha ido sin anotar en algún encuentro.

Efectividad que les permite soñar, ya que si hacen un gol obligarían a los michoacanos a, por lo menos, hacer dos para forzar la prórroga.

Los dirigidos por Cristóbal Ortega marchaban con inmaculado paso en la “Fiesta Grande”... Hasta que llegaron a Culiacán.

Buscan sacarse la espina del revés sufrido ante los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, hace justo un año. También fueron locales en la vuelta de la serie por el título.

El histórico ex volante del América cumple su tercer campeonato al frente de los Reboceros. Las dos veces que entró a la Liguilla, alcanzó la instancia final.

A la que está acostumbrado Blanco, quien ya levantó un trofeo con los Dorados: el del torneo de Copa.

Reto cumplido, aunque no con la recompensa que ofrece proclamarse monarca en el certamen liguero. Si el Sinaloa lo obtiene, es un hecho que continuará en la institución. Se trata de un reto, ese que el ídolo se hizo tras ser goleado en La Piedad.