Se encuentra usted aquí

Las Águilas toman altura

Con 10 hombres, aletean en las barbas de los Diablos Rojos para amanecer en el subliderato
Apertura 2017, futbol mexicano, Toluca, Nemesio Díez, Carlos Darwin, Piojo Herrera
Silvio Romero (centro) contribuyó con una anotación para el triunfo del América en la capital mexiquense (ALEJANDRA SUÁREZ. IMAGO7)
01/10/2017
01:37
Toluca
HÉCTOR A. MORALES
-A +A

Hay formas de ganar. El América lo hizo con belleza. Apagó el infierno con dos goles en forma de verso para ser el sublíder del Apertura 2017 (20 puntos).

Desbarató al Toluca con dejo de sufrimiento al final, por 2-1. El águila se impuso, regresó al triunfo y demostró que también es capaz de resistir un triunfo con inferioridad numérica.

Durante los primeros 20 minutos, América pisó fuerte en el Nemesio Díez. Desactivó el ataque escarlata y dio golpes certeros y letales. Golazos derivados del entendimiento de sus ataques. Carlos Darwin Quintero rehabilitado en su mentalidad por el Piojo, tomó la batuta de la ofensiva azulcrema.

Se le notó que el gusto por el juego lo ha recuperado. Su talento ha vuelto. Primero un pelotazo largo que amenazaba con filtrarse fue desviado por Santiago García. Balón que quedó a la deriva y perfecto para Silvio Romero. El Chino esperó a que la pelota bajase y la empeinó furioso, implacable para hacer el primer gol americanista.

Toluca, lejos de preocupar. Rubens Sambueza batalló para encontrar espacios y eso provocó que el ataque escarlata fuera inexistente.

Y en otra jugada magistral, América volvió a dejar clara su armonía. Una nueva pelota larga de Quintero encontró a Romero. El argentino, con el talón, le bajó el esférico a Mateus Uribe. Deleite de jugada que culminó con un disparo imparable para Luis García.

El volante colombiano se estrenó así con la camiseta amarilla. La alegría emplumada encontró un saboteador. Un traidor de nombre Guido Rodríguez, quién le puso una plancha a Sambueza en la cara. El árbitro, Roberto García Orozco, expulsó al argentino. El contención, que costó ocho millones de dólares, ya vio su tercera tarjeta roja en el Apertura 2017 y apenas se han jugado 11 duelos.

Los Diablos buscaron descontar. La posesión del balón la encontraron estéril, pues Agustín Marchesín, portero americanista, sólo realizó una atajada digna de recordarse.

Dos goles les bastaron a las Águilas. Hermosos y memorables. Lo suficiente para que el Diablo quedara sometido ante el segundo mejor equipo de la Liga.

Comentarios