Los bleus desgastan poco a poco a su rival

Deportes 01/07/2014 00:47 Actualizada 08:21

BRASILIA.— Francia sobrevivió al vértigo que le propuso Nigeria de principio a fin. El alivio galo al término del partido contrastó con el sufrimiento durante 80 minutos que vivieron Karim Benzema y compañía para acceder a los cuartos de final del Mundial.

Un error del portero le permitió a los franceses salir avantes ante unas Águilas Verdes resistentes, que sólo se quebraron cuando su portero entregó el gol que los terminó por desmoralizar.

Era una jugada, quizá, rutinaria para un guardameta que lo paró todo, hasta ese momento. Vicent Enyeama dejó su arco en un tiro de esquina, pero no desvió con suficiente fuerza el balón.

A la deriva, el esférico quedó listo y servido a la cabeza de Paul Pogba. El joven mediocampista de Francia sólo empujó rumbo al arco que estaba desprotegido.

Un golpe demasiado severo para Nigeria, que había puesto, por momentos, contra las cuerdas a uno de los candidatos más sólidos rumbo al campeonato.

Francia no mostró el futbol arrollador con que deslumbró en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad de ganar.

Nigeria, por su parte, se quedó por tercera vez en su historia a las puertas de los cuartos de final de un Mundial pese a su planteamiento ofensivo y valiente.

La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22. Pogba galopó desde el medio del campo hasta el área rival, cedió a la derecha a Mathieu Valbuena y recibió de nuevo la pelota en el punto de penal, donde fusiló a las manos de Enyema.

El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Las contras eran rápidas y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.

La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un balonazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber visto la roja por su violenta entrada.

Deschamps movió pieza en el 62’ al sacar a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro en la meta nigeriana. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa en Brasilia.

El minuto 70 pudo ser decisivo, pero Enyeama tapó un mano a mano de Benzema antes de que Moses sacara el rechace sobre la misma línea de gol.

A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria.

El gol parecía ser sólo cuestión de minutos. Pero no tardó ni eso. El despeje de Enyeama se marchó a córner. El arquero, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar el centro y permitió a Pogba rematar casi a placer para inaugurar el marcador del partido.

Enyema no pareció desanimarse y en el 84’ salvó el 2-0 con una gran estirada a tiro de Griezmann.

Luego, Benzema sacó en corto un tiro de esquina para Valbuena, que centró buscando encontrar, de nuevo, a Griezmann.

El balón llegó a los pies de Yobo, que al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la victoria de unos Bleus que continúan sólidos en el Mundial de Brasil.

Temas Relacionados
blues desgastan rival poco a poco