Alemanes aceptan suerte por avanzar

Deportes 01/07/2014 00:47 Actualizada 03:30

PORTO ALEGRE.— El alemán André Schürrle admitió que tuvo “un poco de suerte” al marcar un fortuito gol que abrió paso a la victoria por 2-1 ante la selección de Argelia en los octavos de final del Mundial Brasil 2014.

“En mi gol tuve un poco de suerte. Hace poco marqué uno parecido y me salió así”, explicó el delantero del Chelsea sobre el tanto que destrabó ya en la prórroga un partido que había terminado sin goles en tiempo reglamentario.

Schürrle reconoció que Alemania está obligada a mejorar la imagen que dejó ante un equipo en teoría inferior, pero consideró que lo más importante es el pase a cuartos de final, donde se enfrentará a Francia.

“Ante Francia tendremos que mostrar otro rendimiento”, alertó. “Nos habría gustado que fuese diferente, pero Argelia jugó muy bien. No importa cómo, estamos en cuartos de final”.

Otra de las figuras en una Alemania gris fue el arquero Manuel Neuer, quien en varias ocasiones del partido se vio obligado a salir del área para despejar balones largos de los argelinos, casi como si fuera un defensor.

“Mantuvimos el arco en cero por 90 minutos”, rescató el arquero del Bayern Munich, que comentó sus arriesgadas salidas del área: “No cambié mi estilo de juego. Suelo hacer esto en el Bayern y en la selección”.

El técnico Joachim Löw, por su parte, reconoció que se trató de “un partido para quedarse sin aliento”. “Al final fue un triunfo de la voluntad. En realidad debimos definir el partido en tiempo reglamentario. Tuvimos muchas ocasiones”, analizó.

“En la prórroga, todos los jugadores estaban al límite. A veces en un torneo hay partidos así, en los que uno tiene que luchar hasta el final”, añadió.

En tanto que el goleador alemán Thomas Müller tomó como algo cómico el incidente en que se resbaló él sólo al momento de ejecutar una jugada de táctica fija en un tiro libre, a minutos de terminar el tiempo regular.

“Ese resbalón estaba planeado [bromeó]. Ese era nuestro secreto. Vamos a ver qué más jugadas sorpresas mostramos en los próximos juegos”, apuntó Müller.

Al igual que el resto de sus compañeros, el artillero esperaba una victoria más holgada. Incluso, confiaba que vencerían a los argelinos antes de los 90 minutos.