“Rivalidad le duele más a Guadalajara”

Deportes 01/03/2013 00:22 Actualizada 11:39

Chivas ve a Pumas... y sufre. Alejandro Palacios asegura que al Guadalajara le duele más la rivalidad con los felinos, porque le quitaron un campeonato y dejaron fuera de una semifinal, como respuesta a un polémico desplegado en el que Jorge Vergara hería el orgullo auriazul.

“Queda un poco en la historia. Ya me tocó estar en el primer equipo cuando se dio toda esta situación [de los desplegados] y cuando jugamos la final en 2004. Eso generó una gran rivalidad con las Chivas, que sigue presente en nuestros días”, recuenta el portero auriazul, en entrevista con EL UNIVERSAL. Luego, lanza certero el dardo al corazón chiva:

“Yo creo que a ellos les ha dolido más, porque les ganamos un título y les hemos dejado fuera de una semifinal. La rivalidad sigue presente. Esto es futbol y hay revanchas, es un sabor especial enfrentar a Chivas”, expone Palacios, con dosis de crueldad.

El encono entre ambas escuadras que se verán las caras en el Olímpico Universitario este domingo creció desde que Jorge Vergara tomó las riendas presidenciales del Rebaño Sagrado.

Uno de los puntos clave en el recrudecimiento de la enemistad entre capitalinos y tapatíos fue un despelgado emitido por el Guadalajara en el que se leía: “Me pareció ver un lindo gatito”.

Pikolín portero deja en el pasado esa situación, luego de poner claro que Pumas ha salido airoso en el terreno deportivo.

Prefiere enfocarse esta vez en blindar su portería ante el arsenal rojiblanco encabezado por Marco Fabián y compañía para asestarle un nuevo revés al chiverío. Palacios no recibe un gol del Guadalajara en cualquier cancha hace 360 minutos.

“Sabemos que [los atacantes rojiblancos] son jugadores de gran calidad, incluso de Selección Nacional, entonces vamos a estar preparados, a estar conscientes de que tenemos que hacer un muy buen partido y yo voy a salir mentalizado a no dejarme meter ningún gol por parte de Chivas”.

En el terreno sentimental, Alejandro también tiene su duelo. Se muestra orgulloso al recordar que ante el Guadalajara en la semifinal del Clausura 2011 obtuvo su “graduación” como portero, al hacer dos atajadas vitales para que Universidad llegara a la final.

“Fue un partido que empezó a marcar parte de mi carrera. En ese partido gané el respeto de mis compañeros, el respeto de la gente. Manifesté que yo quería ser titular de Pumas, consagrarme aquí, y cambió el concepto de la gente hacia mí”, presume.

Tras esa victoria universitaria [2-0], parteaguas en su trayectoria, Palacios sonríe cuando se le menciona que dio un puñetazo a un acrílico que estaba en uno de los túneles del coso de CU.

“Ya me lo querían cobrar, pero no, afortunadamente me perdonó el club”, bromea.

—¿No te cayó la UNESCO por romper parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad?

—No, afortunadamente esa parte no era Patrimonio Cultural [risas], me salvé de pagar una buena cantidad.

Temas Relacionados
Guadalajara Pumas rivalidad