Nadal, a un triunfo de la final en Acapulco

Deportes 01/03/2013 00:22 Actualizada 13:06

ACAPULCO.— Si el primer triunfo de Rafael Nadal dejó algunas dudas sobre su estado físico, el español demostró ayer que, pese a no estar en las mejores condiciones, el talento le alcanza para buscar su segundo título en el Abierto Mexicano de Tenis.

Sin explotar por completo su potencial sobre arcilla, el número cinco del mundo avanzó a las semifinales al vencer al argentino Leonardo Mayer con parciales de 6-1 y 7-5.

A Rafa —cada vez más cómodo en la cancha y con las rodillas en mejor forma— le costó trabajo entrar en ritmo, por lo que cometió algunos errores no forzados en el primer set del partido. Aún así, consiguió los bombazos de zurda necesarios para neutralizar a su rival.

Enfundado en playera morada y short gris, Nadal cedió apenas un punto a su rival, 77 del mundo, frente a un público que, con tal de verlo, se sentó hasta en las escaleras del estadio Mextenis.

En el segundo set, el seleccionado Copa Davis de España se topó con un rival mucho más acertado que logró llevarlo hasta el 5-5 y le complicó la partida en los últimos puntos, al quitarse tres match points.

Pero la sorpresa, una vez más, no ocurrió en el Abierto Mexicano y el favorito sigue con paso firme en el certamen guerrerense, que otorga 300 mil dólares al campeón en la rama varonil.

“La verdad que se me complicó mucho, sobre todo en el segundo set, cuando [Mayer] comenzó a sacar mucho mejor”, comentó Nadal a la cadena ESPN al final del duelo.

El español, de 26 años, obtuvo su octavo triunfo desde su regreso al circuito a inicios de febrero. La más reciente derrota que sufrió fue en la final de Viña del Mar, ante el argentino Horacio Zeballos.

Fue la segunda victoria de Nadal sobre Mayer, a quien también derrotó en Indian Wells el año pasado.

El próximo rival del mallorquín será su compatriota Nicolás Almagro, quien dejó en el camino a Zeballos con parciales de 6-3 y 6-4.

“Nadal es el más grande jugador sobre arcilla y estoy contento de enfrentarlo en semifinales. Es un gusto para los españoles que haya regresado después de una larga ausencia y voy a tratar de vencerlo.

“Me gustaría llegar a la final, pero será complicado así que a ver qué pasa mañana [hoy]. Mi juego de hoy [ayer] fue complicado, pero me ayudó mucho mi servicio, ojalá mañana tenga un buen día”, dijo Almagro.