Ferrer la pasa mal por el calor

Deportes 01/03/2013 00:22 Actualizada 09:21

ACAPULCO.— Dieciocho triunfos consecutivos y al español David Ferrer parece que nadie, ni nada, incluyendo el abrasivo calor que enfrentó ayer en Acapulco, lo van a detener en su búsqueda del histórico tetracampeonato del Abierto Mexicano de Tenis.

Ferrer validó la etiqueta que tiene como máximo favorito de la competencia ayer, cuando se impuso con parciales de 6-3 y 6-1 a un italiano Paolo Lorenzi que representó menos problemas para el valenciano que los 33 grados centígrados de calor ante los que jugó en la cancha central del complejo Mextenis.

“Es una cifra [18 triunfos] que me pone contento, es difícil de conseguir y trataré de seguirla ampliando con un triunfo más en semifinales, hay que ir poco a poco, sabiendo que cada partido va a ser diferente”, dijo Ferrer al término del enfrentamiento.

Antes de jugar por el título, el español deberá superar una cita más en su agenda: la semifinal ante el italiano Fabio Fognini, quien se encargó de eliminar 7-5 y 6-4 al colombiano Santiago Giraldo.

El expédito triunfo ante el italiano colabora un poco en la misión de Ferrer por empatar el récord que el austríaco Thomas Muster implantó en la década de los 90, cuando logró conquistar cuatro campeonatos en fila de este torneo.

“Me ayuda a estar tranquilo, mañana [hoy] será un partido complicado, Fabio es un jugador sólido y muy regular en tierra batida. Tendré que estar muy concentrado para poder ganarle”, agregó Ferrer.

El español, quien es cuarto del orbe en las clasificaciones de la ATP, reconoció la dificultad de jugar el primer partido de la jornada ante un inclemente calor que azotó el polvo de ladrillo de cancha central.

“Fue un partido difícil, con mucho calor, cambia mucho el jugar de día y de noche. Fue un encuentro complicado, pero él me regaló un par de bolas que supe aprovechar y ahora estoy más tranquilo, me puedo dosificar mejor para lo que viene”, agregó Ferrer, quien el miércoles había jugado a las ocho de la noche.

“No veo como falta de respeto”, dijo con humildad sobre ceder el protagonismo a su compatriota Rafael Nadal, quien es el segundo favorito y se perfila como el único que puede ser capaz de negarle una cuarta gloria en fila en Acapulco.

Nadal aún no es el de antes, pero esta semana ha ido recuperando más el tenis que lo llevó a ser número uno del mundo.

“Pienso que el rival a vencer será Fognini, de ahí tendré que partir cuando salga a jugar mañana [hoy], Rafa aún tiene que jugar su partido y a mí me queda descansar y dosificar”, concluyó el raqueta ibérico.

Ferrer no la pasó bien bajo el sol acapulqueño. “Hacía mucho calor, me dio una especie de ‘pájara’ [baja de glucosa y glucógeno] de la que afortunadamente me puede recuperar”, comentó el Rey David, quien desea continuar con la cosecha de triunfos hasta lograr el título.