Miguel, el invencible historiador, dice adiós

Salud del escritor se deterioró desde enero pasado
Miguel, el invencible historiador, dice adiós
Foto: Archivo. El Universal
02/10/2019
06:29
Antonio Díaz
-A +A

“Cuando muere una lengua/ ya muchas han muerto/ y muchas pueden morir./ Espejos para siempre quebrados, sombra de voces/ para siempre acalladas:/ la humanidad se empobrece”, es un fragmento del poema Cuando muere una lengua, que escribió Miguel León-Portilla.

Ayer por la noche, ese espíritu interesado en la preservación y estudio de las lenguas originarias falleció a los 93 años, confirmó la UNAM. El maestro estuvo hospitalizado desde el 12 de enero.

A través de su cuenta de Twitter, la UNAM dio a conocer la noticia del deceso de Miguel León-Portilla (Ciudad de México, 22 de febrero de 1926- Ciudad de México, 1 de octubre de 2019).

El autor de La visión de los vencidos ingresó al Hospital Español el 12 de enero pasado; sin embargo, en julio enfrentó una problemática con la aseguradora y tuvo que ser trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, a petición de su familia, informó Alejandra Frausto, secretaria de Cultura federal.

Durante su estancia en el hospital atravesó por diferentes complicaciones que ayer por la noche terminaron con su vida.

Una vida de logros. El interés de León-Portilla por las lenguas originarias lo acompañó toda su vida; incluso en un video de diciembre de 2010, que difundió la Revista de la Universidad de México, dijo que escribió el poema Cuando muere una lengua porque desde joven comenzó a estudiar la lengua náhuatl con el filólogo e historiador Ángel María Garibay.

El respeto y el amor por los pueblos indígenas lo llevaron a estudiar el doctorado en Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, título que obtuvo con la tesis La filosofia Nahuatl estudiada en sus fuentes, con fecha de 1956, que después se convirtió en un libro ampliamente consultado.

El profesor emérito de la UNAM no se limitó a la historia, también fue filósofo, humanista y editor. Su amplia trayectoria lo hicieron acreedor a alrededor de 50 distinciones, entre las que se encuentran el Premio “Elia Sourasky”, el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en Historia, Ciencias Sociales y Filosofía; en 2011 recibió el Premio Hugo Gutiérrez Vega que otorga la UAQ.

Comentarios