Se encuentra usted aquí

Títeres cobran vida en el escenario

Lorena Kasper y Gerardo Curiel, integrantes de Teatro de Mediado, pisaron el escenario del Rosalío Solano para ofrecer un show musical a cientos de pequeños acompañados de sus padres.
Títeres, Teatro de Mediado, Cine-Teatro Rosalío Solano, Festival de Pantomima, Querétaro
Foto: Guillermo González
24/09/2017
01:51
Karla Castillo
-A +A

Lorena Kasper y Gerardo Curiel, integrantes de Teatro de Mediado, pisaron el escenario del Rosalío Solano para ofrecer un show musical a cientos de pequeños acompañados de sus padres.

En el marco del Festival de Pantomima, el grupo teatral originario de San Miguel de Allende acudió con su equipo de marionetas presentando Atrapados entre títeres, una obra que por más de media hora provocó risas entre los niños.

La historia gira en torno a un par de presos que buscan escapar de la cárcel; al momento de hacer un agujero en las paredes del lugar encuentran una bolsa mágica con diferentes objetos, de los cuales van surgiendo personajes conforme avanza la trama.

Entre bailes, música y luces, el público pasó una divertida tarde en la que fue testigo de la técnica “espectáculo corporal improvisado”, llamada así porque son títeres incompletos, es decir, que las partes faltantes son complementadas con el cuerpo de los actores, ya sea piernas, brazos, manos, etcétera.

Al concluir la función, Lorena y Gerardo recibieron un reconocimiento para agradecer su presentación, por otra parte se mencionó que dentro del mismo Festival estrenarán Lavadora, una obra que han ensayado por más de un año.

¿Cómo llegaron al Festival?

—Lorena: Tiene tiempo que conocemos al maestro Arturo, quien hace el Festival de Pantomima; aunque lo de nosotros es más teatro de títeres corporales, a él le gusta mucho lo que hacemos y, como no se habla, pudimos incluir el show en el programa.

¿Cuál es el reto más grande que enfrentan en su profesión?

—Lorena: Algo difícil de esto es promocionar, buscar contrataciones, prácticamente ya todos los grupos son independientes así que hay que gestionarse para poderte vender.

¿La pantomima tiene elementos esenciales?

—Lorena: Hay que ensayar mucho, la precisión es básica en cada movimiento, la coordinación también es elemental, es un espectáculo con cierto grado de complejidad que tal vez no se ve.

¿Qué te deja tu profesión?

—Lorena: Me encanta viajar, conocer y presentarnos ante los niños que están todo el tiempo metidos en la historia y eso es gratificante.

¿Algún escenario los haya marcado en su carrera?

—Lorena: Hemos estado en el Cervantino de México como grupo invitado, este año vamos al festival Rosete de Aranda en Tlaxcala y anualmente vamos para el Día del Niño en Estados Unidos, visitamos diferentes localidades por parte de la Embajada de México. Con este mismo espectáculo acudimos a Japón como invitados por la secretaria de educación de allá, fue una experiencia increíble.

¿Cómo poder acercar a los jóvenes y niños a esta arte?

—Lorena: Es un poco de desidia del no querer enterarse de qué se trata, pero ya que están inmersos en la música, en la pantomima y los conciertos se les abre ese gusto por ver, escuchar y participar. A veces no es que no quieran ir sino que no lo conocen, o a veces como son pequeños sus papás no los llevan y no empiezan a desarrollar este gusto por las artes.

Es importante que cuando vean que hay conciertos o presentaciones de grupos de danza que los lleven para que vean que hay otras manifestaciones de artísticas que no son tan populares pero que también les dejan mucho a nivel espiritual.

Comentarios