“Vengo a construir, no a destruir”: Ludwig Carrasco

Ludwig Carrasco es el nuevo director de la OFEQ, entre sus planes está crear una agrupación inclusiva que sea pilar de la cultura musical en México
OFEQ, México, Ludwig Carrasco, México, Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, Querétaro, Estados Unidos, Alemania, Australia,
Foto: GUILLERMO GONZÁLEZ
24/02/2018
03:44
Rocío G. Benítez
-A +A

Durante dos años el músico michoacano, Ludwig Carrasco, será el director titular de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ). Su objetivo es hacer de la agrupación, una orquesta diferente e inclusiva que abra la puerta a nuevos compositores mexicanos, y que sea reconocida como pilar de la cultura musical de México. 

Carrasco se ha presentado como director en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Italia, México y Suiza. Por 20 años ha vivido en el extranjero y expresó que no regresó antes al país, “porque no había un proyecto que realmente me satisficiera y dijera: es el momento de regresar. Este sí lo ha sido”.

Ha firmado un contrato con la OFEQ por dos años, con un sueldo de 62 mil pesos. “Sueldo acorde a la realidad del país, (…) mi idea no es venir y llenarme los bolsillos”, expresó el director.

Entre sus planes destaca incluir el trabajo de compositoras, directoras y solistas, para hacer una orquesta más incluyente; además mostró su interés por presentar música nueva, incluida la obra de compositores queretanos. 

Ludwig es Creador Escénico con Trayectoria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México (2018 - 2020) por un proyecto de creación de repertorio mexicano y latinoamericano, que estará muy acorde con el plan que tiene para la filarmónica queretana, porque quiere hacer un primer concurso de solistas de repertorio mexicano, que es algo que no existe en el país.

Casi un año sin director

Paulina Aguado Romero, titular de la Secretaría de Cultural del Estado de Querétaro,   y Rolando García, presidente de la asociación de la Orquesta, presentaron a Ludwig Carrasco primero a los músicos de la agrupación y luego a los medios.

Desde abril de 2017 la OFEQ se quedó sin director titular, luego de la controversial salida de José Guadalupe Flores; la agrupación continuó trabajando con directores huésped y en junio del año pasado se invitó a Carrasco a dirigir un concierto en el Teatro de la República. 

La elección del nuevo director, dijo Rolando García, fue difícil pero con este cambio inicia una nueva etapa para la filarmónica, con el objetivo de crearle una nueva identidad, “que nos debe diferenciar de las demás orquestas”.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Carrasco habló de sus  proyectos y dijo que aunque actualmente vive en Chicago y ha considerado que en dos meses se establecerá en Querétaro definitivamente, empezará a trabajar lo más pronto posible con la OFEQ.

¿Qué le dijo a los músicos de la OFEQ?

—Yo tengo una carrera como violinista, desde muy joven empecé a tocar con orquestas sinfónicas y a mí no me gustaba cómo se manejaban las cosas en cuestión de gestión y administración, una de ellas es que muchas veces nos enterábamos de los cambios por los periódicos; con ellos realmente quería enfatizar la idea de que somos uno y quería darles la noticia a ellos primero, antes que a los medios, por cortesía y porque al final es con ellos con quien voy a estar trabajando. Les comenté que vengo a construir, no a destruir, que vamos a intentar sumar esfuerzos para que las cosas mejoren en muchos niveles artísticos y si es posible, económicamente, pero sobre todo que sepan que estoy abierto a dialogar cualquier cosa, con algunos de ellos nos conocemos desde hace muchos años, con otros apenas nos hemos visto en junio, pero estoy disponible, en cualquier momento, para cuando quieran hablar.

Hace un año que la OFEQ no tiene director y el cambio se dio en gran medida por los problemas financieros, usted habla de un plan de crecimiento en el tema económico, ¿se puede lograr eso?

—Sí, si las cosas van bien musicalmente creo que los apoyos pueden llegar, si ofrecemos un proyecto de calidad e innovador, yo creo que pueden sumarse apoyos de la iniciativa privada y otros recursos, tanto federales como internacionales, tampoco puedo prometer que los conseguiremos, es un proceso muy largo, pero obviamente si las cosas van bien, lo ideal es que las condiciones mejoren para todo mundo, esa es la idea, primero crecer artísticamente para que la gente vea hacia dónde va lo que podemos hacer, y se sume a nuestro proyecto.

Una de las estrategias que tenían eran esos conciertos que llaman “taquilleros”, ¿seguirán con esta actividad?

—Es algo que está pasando en todo el mundo, las orquestas dependen mucho de la taquilla, de ingresar ellos mismos su dinero, para no depender tanto de las aportaciones, ha pasado con la filarmónica de Berlín, con Nueva York, y otras orquestas, incluso en México; creo que por el tipo de institución que somos, una asociación civil, realmente no somos empleados de gobierno con plaza, tenemos que seguir haciendo estos conciertos, buscaremos que sean innovadores artísticamente, interesantes tanto para los músicos como para el público, porque ingresar este tipo de apoyos nos va a permitir otros conciertos, que a lo mejor no son tan taquilleros pero que son muy necesarios a nivel musical y social, la orquesta tiene que abrirse más a la sociedad.

¿Cuál es su mensaje para la sociedad y para el público que sigue a la orquesta?

—Lo importante es que continúen apoyándonos, que sigan viniendo a nuestros conciertos, que asistan con   un deseo de escuchar nuevas cosas, vamos a preparar programas muy importantes, a lo mejor de compositores muy reconocidos, pero también obras que no se han presentado en Querétaro; haremos proyectos multidisciplinarios con otras artes e intentaremos traer invitados que sean muy atractivos para ellos, ojalá que nos sigan apoyando.

A su regreso de Chicago, ¿ya tiene un plan para su primer concierto como director de la OFEQ?

—Hay muchas ideas, de momento está muy avanzada la programación para la temporada de Semana Santa a verano, y yo no quiero llegar a destruir, ya la orquesta dio su palabra a varios solistas de estar invitados y yo lo quiero respetar, porque ellos también han liberado su agenda y han hecho sus planes, entonces yo voy a ver qué semanas están disponibles e intentar compaginarlas con las que tengo yo libres, y empezar lo antes posible a trabajar, no esperar los dos meses sino antes, y hay muchas ideas.

¿Es importante hablar de una orquesta inclusiva?

—Sí, yo lo he visto desde hace muchos años, no sólo recientemente, hay grandes compositoras a lo largo de la historia, en México y en el extranjero, hay grandes directoras y grandes solistas, a quienes no se les da la oportunidad, y esto no se trata de hacer una cuota, a lo mejor ya está caminando la sociedad en México y en el mundo se intenta tener mayor equidad, ya se nota más cuando hay una desigualdad, hay más libertad de expresión en ese sentido, pero también se da el caso de otros países que requieren cuotas, 50% mujeres y 50% hombres, y yo no quiero hablar de porcentajes, quiero hablar de creadores de ambos sexos, que sean de alto nivel artístico, no se les va a programar a las mujeres por ser mujeres, se les va a programar porque son grandes compositoras, directoras y solistas.

¿Trabajará con niños y jóvenes?

—También lo tenemos planeado, porque tenemos que crear nuevos públicos, debemos atraer a los jóvenes y sensibilizar a muchos extractos de la sociedad. En México y en el mundo hay mucho problema de adicciones, de violencia y yo creo que una persona que se sensibiliza a través de la música, es menos susceptible a caer en ciertas cosas, tampoco es la receta mágica, pero cambia mucho la sensibilidad, educación y la mentalidad de las personas que tienen acceso al arte, ese es uno de los canales que quiero abrir con la sociedad.

Con tantos años de experiencia en el extranjero, ¿qué acciones traería para implementarlas?

—He visto muchas cosas que funcionan en otros países que se tendrían que adaptar a nuestra realidad social y económica, sobre todo en la creación de nuevos públicos, y hay muchos programas que se pueden crear, también tengo diversos contactos de personas e instituciones a nivel internacional, mi tarea será buscar que ciertas instituciones patrocinen los gastos de músicos que puedan venir del extranjero; en realidad son muchas las cosas que se pueden hacer, hay un terreno muy fértil, en Querétaro hay mucho público conocedor, pero también público que está por descubrir lo emocionante que es la música clásica y es donde también tenemos que enfocar gran parte de nuestra atención.

Director, violinista e impulsor de la música contemporánea

vq-ofe_00001_56801758.jpg

  • Ludwig Carrasco, nacido en Morelia, inició sus estudios en México, ampliando su formación en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza.

  • Este 2018 ingresó al programa de Creadores Escénicos con la Trayectoria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México. 

  • Es un promotor activo de la música contemporánea, ha estrenado más de 100 obras, tanto como director  y violinista.

  • Ganador del Concurso de Directores de la Orquesta Sinfónica de Xalapa 2014 (México) y del Premio Markowitz 2013 para Directores de Orquesta (Nueva York-Filadelfia).

  • Se ha presentado como director en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Italia, México y Suiza.

Comentarios