Se encuentra usted aquí

Las católicas también abortan

La exposición “Exvotos de mujeres católicas. Entre la fe y la libertad” muestra 20 de estos objetos, de igual número de mujeres, quienes agradecen haber salido a salvo de un aborto.
Querétaro, ex votos, Casa del Obrero, Museo de la Ciudad, Católicas por el Derecho a Decidir, "Exvotos de mujeres católicas. Entre la fe y la libertad"
Fernanda López dice que la exposición se montaría en el Museo de la Ciudad, pero al negar el permiso se montó en la Casa del Obrero. (FOTOS: DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
22/10/2017
03:36
Domingo Valdez
-A +A

Una muestra de la devoción religiosa y de arte popular, los exvotos dan gracias a Dios o algún santo por un milagro, ya sea porque la persona salvó la vida en un accidente o en una operación médica. Ahora, la exposición “Exvotos de mujeres católicas. Entre la fe y la libertad” muestra 20 de estos objetos, de igual número de mujeres, quienes agradecen haber salido a salvo de un aborto.

La Casa del Obrero Queretano es el lugar donde se exhiben estos 20 exvotos que inicialmente se montaría en el Museo de la Ciudad, sin embargo, de última hora les negaron el permiso a las organizadoras: la agrupación Católicas por el Derecho a Decidir.

Artículo
“Vamos hacia la modernidad a pasos avanzados. Dos, tres generaciones más y se nos van a vaciar las iglesias, necesitamos hablarle al mundo contemporáneo”, considera.
“Iglesia necesita modernizarse”: Julián Cruzalta“Iglesia necesita modernizarse”: Julián Cruzalta

La exposición se montó en una de las salas de la Casa del Obrero, en cuya entrada hay una imagen pintada de José Revueltas. Están presentes mujeres activistas, invitados, y amigos, a una ceremonia íntima y breve.

Como invitados especiales está Minerva Santamaría, de la Red de Jóvenes de Católicas por el Derecho a Decidir, y fray Julián Cruzalta, asesor de la misma organización.

La representante en Querétaro de Católicas por el Derecho a Decidir, Fernanda López Gallegos, es quien funge como presentadora del evento, y explica que esta exposición estaba planeada para inaugurarse el pasado 28 de septiembre, día de la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe, pero por el sismo que afectó a la Ciudad de México, se solidarizaron con sus compañeras de la capital.

“Sabemos que estamos pasando por un contexto complicado desde hace muchos años en el tema de aborto, especialmente en estos días por el caso de Dafne (Mcpherson, mujer sentenciada a 16 años de prisión, por abortar de manera espontánea y cuyo caso se revisa en estos días) que ha sido tan polémico; me parece muy oportuno hablar de la interrupción del embarazo, de la decisión de las mujeres, y de qué manera desestigmatizar y llevarlo a la población”, abunda Fernanda.

Agrega que incluso a existen algunas mujeres que interrumpen su embarazo en ciertas situaciones y no son condenadas por la Iglesia católica.

Azucena Peña Hernández, también integrante de Católicas, agrega que a pesar de los “problemillas” que tuvieron para montar la exposición, por fin se pudo llevar a cabo. Admite que el tema de la interrupción del embarazo siempre será complicado.

“Se comenta que la Biblia dice que el aborto es pecado y que la iglesia lo condena, pero una cosa es la jerarquía católica y otra la feligresía, o las personas que formamos parte de esta religión.

Justamente los exvotos son para evidenciar que las mujeres católicas también abortan, porque es un tema de justicia social, por qué quienes tienen dinero, quienes tienen una posición económica acomodada, sí pueden interrumpir su embarazo en lugares seguros, mientras que las mujeres que no tienen acceso a éste lo hacen de manera insegura”, comenta.

Fernanda López, tras la participación de Azucena, aclara que de inicio la exposición estaba pensada para montarse en el Museo de la Ciudad, espacio que les había abierto las puertas durante muchos años, y por primera vez les cerró las mismas, por lo que decidieron recurrir a la Casa del Obrero Queretano, que tiene la tradición de abrir sus puertas a distintos movimientos sociales.

En tanto, Minerva Santamaría agradece la paciencia de las activistas queretanas, pues por el sismo del pasado 19 de septiembre se atrasaron los envíos de materiales, así como la impresión de los exvotos.

La exposición consta de 20 exvotos, pintados y decorados de manera tradicional. Tres de estos fueron elaborados por mujeres queretanas, aunque hay de diferentes entidades, como Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Estado de México y Ciudad de México.

De Querétaro, el primer exvoto es de Julia, de 48 años, quien escribió: “Muchas gracias virgencita de Guadalupe porque siempre me acompañas, y cuando tomé la decisión de no continuar con este embarazo no me dejaste sola. Tú sabes, madre mía, cuál era mi situación y como madre al igual que yo, supiste comprenderme”.

La imagen muestra a una mujer llevando platos de comida a dos niñas que están sentadas en una mesa. Una de ellas sonríe con gusto, porque ya viene la comida. Al fondo un rostro de la Virgen de Guadalupe observa la escena.

“Cuando tomé la decisión de interrumpir mi embarazo tenía miedo. Pero me encomendé a la virgen de los Dolores, porque quién mejor que ella podría entender la situación por la que estaba pasando”, se lee en el exvoto de Susana, queretana de 21 años, quien decidió interrumpir su embarazo.

La imagen que acompaña a este agradecimiento es la de una mujer sentada a la mesa, viendo una imagen de la Virgen de Dolores, cuya basílica se ubica en Colón, en la entidad queretana.

El tercer exvoto queretano corresponde a Mónica, de 22 años, quien aparece en una imagen afuera de un centro de salud, mientras piensa en la Guadalupana. “Gracias a la virgencita de Guadalupe que me guió con su luz y me ayudó a encontrar un lugar para interrumpir mi embarazo”.

Las historias que se muestran en la exhibición son diferentes, a igual que los contextos y las situaciones vividas. Tal es el caso de el exvoto de Patricia, de 25 años, una chica originaria de Tabasco, quien no habla de su historia, sino de la su hermana menor, quien tras ser abusada sexualmente quedó embarazada y tuvo que someterse a un aborto para evitar poner en riesgo su vida, pues era muy joven.

Caso similar al de Lucy, una chiapaneca de 15 años de edad, quien sufrió de abuso sexual, por el cual quedó embarazada, pero agradece a Dios por encontrar a personas que la apoyaron en esos momentos complicados.

Los distintos exvotos estarán expuestos durante esta semana en la Casa del Obrero, posteriormente, la organización Católicas por el Derecho a Decidir buscará espacios en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), con el fin de llegar al mayor número de mujeres, no sólo a las del Centro Histórico.

Asimismo, buscarán espacios en San Juan del Río, y en la UAQ Campus Amealco.

Comentarios