El documental Ayotzinapa ha superado expectativas

Ayotzinapa, el paso de la tortuga, producida por Guillermo del Toro y Bertha Navarro, se estrenó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara
El documental Ayotzinapa ha superado expectativas
Fotos: Mario Valdés
17/04/2018
02:47
Rocío G. Benítez
-A +A

Fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa ocupan el vacío de 43 sillas que especialmente se dispusieron para la proyección de la cinta Ayotzinapa, el paso de la tortuga, en Querétaro, como parte de la gira “Ambulante 2018”. Esas fotografías y sillas vacías parecen un recordatorio para no olvidar este suceso. “Sí, no hay que olvidar”, dice Enrique García Meza, director de este documental que reconstruye toda la historia, con la voz de los alumnos que sobrevivieron al violento crimen de septiembre de 2014, con el dolor y esperanza de los padres que no han de descansar hasta ver nuevamente a sus hijos.

Ayotzinapa, el paso de la tortuga, producida por Guillermo del Toro y Bertha Navarro, se estrenó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y en su breve gira por otros estados ha rebasado ya las expectativas de sus realizadores, por lo que aún no hay fecha para cuándo llegará al cine.

La tristeza del caso, el enojo de tal injusticia, llevaron a García Meza a viajar hasta Ayotzi, para comenzar la historia de El paso de la tortuga. En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, el cineasta compartió algunos detalles de esa historia.

Cuando Guillermo del Toro vio la película, ¿qué platicaron?

Él estuvo acompañándonosmucho tiempo, desde donde estuviera le mandábamos cortes y él nos daba anotaciones, y sí, cuando lo vio terminado no me dijo mucho, nos abrazamos, medio lloramos, porque estuvo muy fuerte, muy emotivo, en Guadalajara creo que es la primera vez que lo vimos en pantalla grande, ya terminado, no lo habíamos visto antes porque lo terminamos justo para el Festival de Guadalajara, justito lo entregamos, y me dijo que le gustaba mucho el guion, la investigación, pero verlo así nos dolió, fue muy rara esa presentación, todo mundo salió como dolido o preocupado, reflexionando y enojados.

En Querétaro, al final de la proyección, una persona dijo: ¿nosotros como ciudadanos qué podemos hacer ante esto? La película deja muchas interrogantes, ¿qué preguntas te dejo a ti el realizar este documental?

No sé, creo que en el documental quedan muchas cosas claras, pero de interrogantes que me hayan quedado no, más bien tengo ganas de que el documental cause eso, una reflexión, para que cuando las personas lo vean se den cuenta de que somos una sociedad, pero a veces tenemos esa cultura de primero yo y luego yo; lo que descubrí allá en Guerrero, y en muchos lugares lo he visto, que nosotros, todos juntos, somos uno, por decirlo así, y respeto bastante la individualidad pero me gusta mucho que haya reflexión de lo se dio en Guerrero, que puedan decir: quien ha sido lastimado es también mi hermano.

Lo que pasó en Ayotzinapa, está pasando en todo México.

Sí y eso es lo más triste. Son 43, pero tristemente hay miles. Después de recibir el premio del público en Guadalajara, días después desaparecen los estudiantes de cine, yo vivo en Guanajuato y el silencio (de los gobiernos) de todo lo que sucede sí preocupa. Lo primero que dicen cuando desaparece es que andaba en malos pasos, y eso es muy triste.

Estamos en un momento de campañas electorales, el tema de los 43 es el gran pendiente para el gobierno que se va y la gran urgencia para quien entra, ¿lo consideras así?

Mucha gente me ha dicho que con esto pueden cambiar las elecciones, yo honestamente digo que no lo creo, la gente que vota por el PRI va a votar por el PRI, los del PAN por el PAN, los de Morena por Morena, pienso que esto va más allá, tiene que haber un cambio pero no que sea por el documental nada más, es de todos. A mí lo que no me gusta de las campañas electorales es que ahorita ningún partido se ha pronunciado concretamente, los partidos se quedaron muy callados después de lo de Ayotzi, y en ellos hay mucha desinformación. Creo que nadie ha puesto en su agenda política el decir ‘vamos a hacer algo por los desaparecidos’, encontrarlos sean vivos o sean muertos, a los miles que hay, los de Querétaro, los de México, Chihuahua, Tamaulipas, Guerrero, pero ningún candidato se compromete, ni siquiera ponen el tema en la mesa.

¿Qué va a pasar con este caso?

Desde mi punto de vista pienso que sí se va a aclarar, sí se va a saber, y ojalá haya justicia, y que como en otros países se aplique, esto no quiere decir castigo a los culpables como dicho, sino como algo justo. Eso creo que sería lo más sano y no sé si se va a hacer justicia pero sí se van a aclarar las cosas.

Del convivir con los papás y los alumnos, ¿qué es lo que más te marcó?

La humanidad que poseen, el ser humano y lo espiritual que tienen, papás y estudiantes. Cuando los ves juntos sufriendo y luchando, te da como pena a veces no hacer más cosas, todos en conjunto, aunque estén sufriendo, están juntos y esa unión me deja contento, es un gran aprendizaje el estar juntos a pesar del dolor.

¿Ayotzinapa es un tema que te interesaría seguir tratando?

Sí y no. Obviamente no me puedo despegar de esto, por haberlo vivido tres años y medio se hace parte de mí, en mi caso seguiría acompañándolos y como realizador, me toca hacer cosas nuevas.

¿Para cuándo llegará al cine?

Todavía no lo sé, estamos viendo qué vamos a hacer, es que ha llamado mucho la atención el documental, más de lo que esperábamos, sí está causando interés de muchas personas, y eso lo estamos planeando y tendremos que analizarlo, pensando lo mejor para el documental, en el sentido de los papás y de los estudiantes, estamos viendo cómo hacerlo, porque sí rebasó las expectativas.

Comentarios