ENFOQUE abre el diálogo

En la primera actividad de este encuentro se habló de las necesidades que hay en la entidad, en el tema de fotografía

ENFOQUE 2018, Fotógrafo, Querétaro, Encuentro Fotográfico Querétaro, Centro Queretano de la Imagen
Foto: Demian Chávez
Cultura 16/02/2018 13:37 Rocío G. Benítez Actualizada 13:43

La falta de un archivo de foto para Querétaro y  cómo la tecnología ha cambiado la dinámica del fotógrafo, son algunos de los temas que se tocaron en la primera actividad del Encuentro Fotográfico Querétaro (ENFOQUE 2018).

En la mesa de diálogo “La fotografía en Querétaro, presente y futuro”, se contó con la participación de Arturo Pérez y Pérez, Margara de Haene y Guadalupe Zárate Miguel, directora del Centro Queretano de la Imagen.

enfoque_2018_dc_1.jpg

“La esencia de la fotografía es hacer fotos, no tomar fotos, hoy ya todo mundo toma fotos, pero nosotros somos creadores de imágenes, somos hacedores de imágenes”, dijo el fotógrafo Arturo Pérez y Pérez.

Por su parte, Margara de Haene comentó que la foto es una forma de capturar recuerdos, pero ante la variedad de dispositivos que permiten tomar cientos de imágenes, ¿cuáles de esas fotos vale la pena recordar y guardar?, cuestionó. “No nos queda más que caminar con la tecnología”, agregó.

enfoque_2018_dc_7.jpg

En el inicio de ENFOQUE, De Haene también inauguró la fotoinstalación “Luxoscopio, Travesía”, en el Centro Queretano de la Imagen, un proyecto que une foto, animación y música.

Como una travesía poética a través de la luz, describe Luis Beltrán, coordinador de ENFOQUE, el proyecto de la fotógrafa. “Sin miramientos, Margara, en todo momento, en prácticamente toda su obra, voltea y observa desde diferentes ranuras de los muros, a la luz y su golpeteo continuo para hacer posible avistamientos de la naturaleza, nuestra naturaleza toda”, se lee en el texto.

enfoque_2018_dc_8.jpg

“Con un lenguaje visual y poético ilustra las ansiosas formas que quieren levantar el vuelo, caminar por los espacios y también por los espacios que contienen los otros espacios. Para el recuerdo, para la memoria o para una salvación ciega y poco certera a veces”, agrega Beltrán.

Luxoscopio es un dispositivo de proyección que utiliza tul blanco para reflejar las fotografías de Margara de Haene, que en su totalidad son de la naturaleza, las piezas fueron animadas y el músico italiano Federico Foglia realizó una obra especial para acompañar el vídeo que tiene una duración de 14 minutos.

“Luxoscopio, Travesía” estará abierta al público por un mes, en la sala principal del Centro Queretano de la Imagen.

Comentarios