Quijas, el animador de las letras en Oaxaca

El editor y librero está al frente de Proveedora Escolar, Editorial Almadía, Fondo Ventura y la Feria del Libro
Negocio, Familia, Historia, Oaxaca, Empresario, Proveedora Escolar, Feria del Libro, Premio literario, Biblioteca, Residencia, Escritores
Guillermo Quijas-Corzo está en el negocio de la edición, la venta de libros y la promoción de la lectura, desde 2002. (FOTOS EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
10/07/2017
02:32
Oaxaca. Oax.
YANET AGUILAR
-A +A

Guillermo Quijas-Corzo tenía 18 años cuando tomó las riendas de un negocio familiar con 52 años de historia. A 15 años de distancia, el promotor nacido en Oaxaca, es un joven empresario exitoso que ha marcado un parteaguas en la edición en México con la creación de la editorial Almadía, potenciar la red de librerías de Proveedora Escolar, internacionalizar la Feria del Libro de Oaxaca, y alentar un premio literario, una biblioteca y una residencia para escritores.

Además, Guillermo Quijas-Corzo, junto con Vania Reséndiz, su esposa, creó Fondo Ventura A.C., desde donde ha desarrollado una labor cultural y social que lo ha convertido en uno de los más destacados animadores culturales de México y ha edificado un negocio internacional en diversos ámbitos del libro que tiene su base en Oaxaca.

Aunque los dos primeros años fueron de tomar el control de la cadena de librerías y de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, Guillermo optó por abandonar la carrera de Relaciones Industriales que estudiaba en la Universidad Iberoamericana de Puebla para hacerse cargo del negocio fundado por su abuelo, el profesor Ventura López.

Hoy en día esas pequeñas tragedias son parte de una historia de éxitos nacionales e internacionales, de premios, logros y retos que ya avizoran.

El editor, librero y promotor cultural nacido en Oaxaca en 1982, heredó en 2002 Proveedora Escolar —la papelería y librería más importante de Oaxaca—. Hoy Guillermo tiene de 34 años y muchos logros alcanzados. Está al frente de un equipo de más de 500 colaboradores en Proveedora Escolar, Editorial Almadía, y Fondo Ventura A.C., y su labor impacta a más de 100 mil personas al año con las actividades culturales que realiza.

“Una cosa que no ha cambiado es el gusto por hacer las cosas, la misma emoción que tenía cuando empezó la editorial, que fue el proyecto nuevo que intentamos emprender a la par de seguir con Proveedora Escolar y la Feria del Libro, se mantiene; lo más importante es la experiencia, soy más consciente de las cosas que hago y de la repercusiones que tienen. Supongo que hoy en día tengo más capacidad de entender qué sucede, pero por fortuna todavía me gusta y me emociona mucho lo que hago. Sí me siento más maduro, también intento siempre ser más profesional”, señala Quijas-Corzo.

Entre los proyectos estuvo ser también distribuidor de libros de editoriales independientes de América Latina, pero lo dejaron para un mejor momento; lo que sí tienen es una biblioteca pública en San Martín Mexicapam.

El éxito detrás del libro.

Fundada en 1949 y ya con 68 años de historia, la Proveedora Escolar es la base del emporio cultural que desde Oaxaca dirige Guillermo Quijas-Corzo, pero en los últimos 15 años ha tenido un gran impulso. En 2002 cuando él la tomó a su cargo, la papelería y librería tenía dos sucursales y 120 colaboradores. En este 2017, la red de librerías en Oaxaca tiene nueve sucursales, una de ellas en Puebla y está a punto de abrir una librería en México. A lo largo del año atiende a más de un millón de clientes.

La empresa dedicada a la comercialización de libros y material de papelería trabaja con más de 450 empleados e igual número de familias.

Ediciones de prestigio.

Editorial Almadía nació en la ciudad de Oaxaca el 17 de febrero de 2005. Desde su fundación buscó combinar la novedad de propuestas contemporáneas con nuevas ediciones de clásicos indispensables. Hasta ahora cuenta con un catálogo de 200 títulos y múltiples reimpresiones de varios de ellos. En 2005, Almadía publicaba tres libros por año, actualmente publica entre 25 y 30 títulos por año en sus cinco colecciones: Narrativa, Poesía, Ensayo, Crónica y Ediciones especiales.

Almadía es sólida a 12 años de vida. Posee un diseño editorial de primer nivel y sumamente cuidado que convierte a los libros en objetos para los sentidos en la textura de materiales, el colorido de sus portadas, el cuidado de sus ediciones y el juego del suaje que permite que cada libro sea una aventura para la imaginación del lector.

Tienen fichados a autores mexicanos como Sergio Pitol, Juan Villoro, Francisco Hinojosa, Guillermo Sheridan, Francisco Hernández, Alejandro Magallanes, Tedi López Mills, Jorge Fernández Granados, Guillermo Fadanelli, Rogelio Naranjo, Rius, Darío Castillejos y Boligán, pero también a autores internacionales como J. M. G. Le Clézio, Camille de Toledo, Alberto Fuguet, Rodrigo Rey Rosa, Enrique Vila-Matas, Santiago Gamboa, Alberto Salcedo Ramos, Raúl Zurita, Edmundo Paz Soldán, Alberto Manguel, Martín Caparrós, Andrés Neuman y Samanta Schewblin, entre otros.

“Editar libros sigue siendo igual que cuando empezamos, también creo que una editorial jamás llega a estar en un punto definitivo pero queremos seguir haciendo lo mismo: libros de calidad, llegar a más gente, cuidar toda la parte del proceso editorial que existe y tampoco crecer por crecer. Llevamos cuatro o cinco años publicando la misma cantidad de libros y eso a veces nos ha funcionado”, señala.

Alentar el ejercicio de la lectura.

Quijas-Corzo, quien es director general de Almadía, de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca y de Proveedora Escola, es también presidente honorario de Fondo Ventura, una asociación civil sin fines de lucro que fue constituida en la ciudad de Oaxaca de Juárez, el 17 de Noviembre del 2004. Inspirada en la labor del profesor Ventura López, fundador de la librería y papelería Proveedora Escolar de Oaxaca, la asociación civil tiene como objeto investigar, promover y difundir la literatura en todas sus formas de expresión así como la protección, conservación, restauración y recuperación del patrimonio cultural de la humanidad.

Ese equipo que es comandado por Vania Reséndiz, ha impactado con fuerza a Oaxaca y comenzado a cosechar reconocimientos. En 2016, Fondo Ventura ganó el premio al Fomento a la Lectura y la Escritura desde la Sociedad Civil, otorgado por la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) y la Asociación de Librerías de México (ALMAC).

Desde allí, se emprenden los proyectos de promoción a la lectura, como FILoando, un programa de fomento a la lectura con más diez años de historia que antes se realizaba en el marco de la FIL, pero que desde febrero pasado ha comenzado a impactar a estudiantes de los 64 Colegios de Bachilleres de Oaxaca (Cobao) de Oaxaca.

“Es un convenio de seis años, cada año irá creciendo en círculos concéntricos el alcance, el número de escritores, e iremos acompañándolo con actividades de fomento a la lectura. Por año estamos pensando impactar a 6 mil alumnos, serían más de 30 mil los que estaríamos cubriendo”, dice Quijas-Corzo, quien desde hace cuatro años otorga mediante el Fondo Ventura los Distintivos Empresa e Institución Comprometida con la Lectura.

El promotor cultural sabe que la situación no es sencilla. Este año ya no recibieron los tres millones de pesos por recursos etiquetados de la Cámara de Diputados y el estado les redujo alrededor de 30% de su apoyo, pero eso lo lleva a hacer más gestiones en su día a día para garantizar los 10 millones de pesos con los trabajan cada año.

“La feria marcha muy bien, el tema será frontera y migración, y se realizará del 4 al 12 de noviembre, entre las actividades más importantes estará Enrique Vila-Matas y tendremos una exposición retrospectiva de Graciela Iturbide. Ya vemos hacia 2018, donde tendremos como país invitado a Perú”.

Comentarios