“OFEQ quiere papá y mamá”: Rolando García

“Como tirarse a una alberca con hielo”, describió entre risas el ex presidente municipal, Rolando García, el puesto que le han encomendado en la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro
OFEQ, Secretaría de Cultura de Querétaro, Filarmónica, Paulina Aguado Romero,  Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro,
Foto: César Gómez
08/12/2017
02:42
Rocío G. Benítez
-A +A

“Como tirarse a una alberca con hielo”, describió entre risas el ex presidente municipal, Rolando García, el puesto que le han encomendado en la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ), después de los problemas financieros y cambios de mando a los que la agrupación se enfrentó en este año.

Los mismos músicos de la OFEQ, dijo el empresario y político, lo buscaron para informarle de las dificultades que pasaban al interior, y Paulina Aguado Romero, Secretaría de Cultura de Querétaro, le ofreció ser presidente de la Filarmónica, puesto que desempeña desde hace 15 días.

Aguado Romero, quien comenzó su carrera como servidora pública justo en la administración municipal (2000 -2003) de Rolando García, comentó que para llevar un cargo como el de presidente de la Filarmónica se necesita a una persona de confianza.

vq_director1_53426987.jpg

Y al cuestionarle a la funcionaria si con los dos anteriores representantes de la Orquesta, el ex director titular, José Guadalupe Flores; y el ex presidente de la OFEQ, Alberto J. Echazarreta, no había confianza. La funcionaria contestó: “No podemos hablar de eso […] No hubo un conflicto, son ciclos y es sano que cambien las personas al frente de las asociaciones”.

La salida de Echazarreta, que fue convocado por los mismos músicos de la Orquesta, explicó Aguado Romero se dio porque, “no era el presidente de la asociación civil (de la OFEQ), encontramos recientemente un acta en registro público en donde se da a conocer esto y derivado de esa circunstancia se ve la urgencia de rehacer la asociación civil”.

En conferencia de prensa, para dar a conocer al nuevo presidente de la OFEQ, se contó con la presencia de Araceli Ardón y Pedro Ruiz, nuevos vocales de la asociación civil; pero no hubo algún representante de los músicos.

Hoy, aseguró la secretaria de cultura, que en la Filarmónica hay músicos tranquilos, no hay conflictos en la agrupación y financieramente está sana, luego de los 9.7 millones de pesos que aportó el Gobierno de Querétaro para saldar las deudas; y por dicha inversión, la OFEQ ofrecerá conciertos en retribución.

Con buen ánimo Rolando García aceptó este reto y dijo que estará en el mando “hasta que el cuerpo aguante”. Su misión será crear una orquesta creativa e inclusiva, con la participación de otras disciplinas artísticas, conciertos taquilleros y presentaciones extras que puedan generar un incentivo económico para los mismos músicos.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, el empresario y político, dijo que el nombre del director de la OFEQ se definirá en 2018 y que el principal requisito es que debe ser una persona con mucha humanidad.

¿La invitación para ser presidente de la OFEQ viene directamente de Paulina Aguado Romero?

Viene de un sondeo de los músicos, hace como tres meses me contacté con los músicos y algo me dijeron, nada específico; después hablé con la licenciada Paulina, y me dijo, deme un espacio para ver cómo se arreglan las cosas. Hace un mes los músicos me volvieron a contactar y me dijeron que si yo quería participar en la A.C. Dije: Sí. Me manda llamar la licenciada Paulina y me dice: Quiero invitarlo a la A.C., como presidente. Y así fue.

¿Había un interés de usted?

Yo no fui el promotor de este acercamiento, fueron ellos, sin embargo les agradezco que hayan sido ellos.

Describió tomar este puesto como “echarse a una alberca con hielos”, ¿por qué arriesgar y tirarse a esa alberca?

Porque me gustan los retos y porque además, a la mejor se va a ver muy mal o muy chovinista, pero yo necesito de ellos y ellos necesitan de mí, para que las cosas funcionen tiene que ser en dos sentidos, no puede ser decir: yo te hago el favor y yo te suplico. No, yo te pido y yo acepto con gusto.

En estos 15 días al frente ya ha tenido pláticas con los músicos, ¿qué les preocupa a ellos?

A los músicos les preocupa lo que yo percibo, que su organización esté acéfala, en todos los sentidos, acéfala desde la A.C., y acéfala desde la dirección artística, ellos pueden repelar mucho pero sí quieren papá y mamá, no les gusta estar huérfanos y como todos los hijos, algunos salen más rebeldes que otros.

¿Hay muchos rebeldes en la Orquesta?

En todo el género humano hay rebeldes.

¿Va a trabajar con la visión de empresario o con la de político?

Con la visión de Rolando García, no hay visión de político y no hay visión de empresario, es la visión de una persona.

¿Por qué ya no volvió a tener otro cargo en la política?

Hay varias razones, yo tuve dos padecimientos de salud muy graves, los dos prácticamente de muerte, y por otro lado tuve un proceso personal y familiar que me afectó mucho, todos estos años han sido como son mis años en el Sinaí de purgar mis penas, pero eso me permitió llegar a la tierra prometida.

¿La OFEQ también es esa tierra prometida?

La OFEQ forma parte de los manjares que hay en la tierra prometida. Yo empecé a regresar a la vida pública hace aproximadamente año y medio, por la oportunidad que me dio el alcalde municipal Marcos Aguilar de participar en el nuevo proyecto del Plan de Manejo del Centro Histórico, que se está construyendo ahorita, es un proyecto a largo plazo, y en ese proyecto estoy como responsable. Mi empresa sigue y ahora me dan la oportunidad de estar en esta aventura extraordinaria.

¿Le va a dar tiempo de estar en el Plan del Centro Histórico y la Orquesta?

Cuando uno quiere las cosas, le da tiempo para todo, si me tengo que dormir a las 12 o una de mañana me duermo, si me tengo que levantar a las seis, no hay problema. Ya descansaré en mi urnita.

¿Conoció a José Guadalupe Flores, cómo describiría su labor?

Como director tuvo su papel y como persona no lo conocí mucho; finalmente los que toman la decisión son los músicos y los músicos la tomaron contundentemente.

¿Conoció el trabajo que hizo Echazarreta?

Sí. Y como ya dije, la Filarmónica se quedó sin uno de sus padres y la madre.

El maestro Flores decía que una orquesta no era una democracia.

Está mal porque una democracia es connatural al hombre, una democracia es que todos tenemos derecho a expresar y que se nos escuche.

¿Cuál será su primera acción con la OFEQ?

Ya la hice, conocer a los músicos, los programas. ¡Estoy metido hasta las chanclas!

Hasta enero de 2018 verán el tema del nuevo director, pero ¿qué debería tener esa persona que dirija a la OFEQ?

No lo sé todavía, tiene que ser un director o directora muy humano.

En los aspirantes a director ¿hay una mujer?

Hay varias.

Con el gobernador Francisco Domínguez ya hubo un acercamiento, ¿qué le dijo?

Sí, me dijo que le echara ganas y que agradecía mi disposición.

Usted, ¿qué tan melómano es?

Voy a responder con una frase: Pueblo que no cultiva su sensibilidad cultiva su animalidad.

Comentarios