Se encuentra usted aquí

Esmeralda Neresis y su pintura gitana

La pintora presenta la primera tirada de esta serie pictórica en el CEART de Santa Rosa de Viterbo
CEART, Esmeralda Neresis, Cartas de exilio, Pintora, El Tepetate, Familia, Casa de Cultura de Celaya
Foto: Luis Sánchez
07/11/2017
06:17
Rocío G. Benítez
-A +A

Fueron señalados y exiliados de varios países, incluso hoy en día hay un concepto errado sobre ellos, pero Esmeralda Neresis les dio espacio en sus lienzos y todo el color que la vida gitana merece; con el nombre Cartas de exilio,  la pintora presenta la primera tirada de esta serie pictórica en el CEART de Santa Rosa de Viterbo, donde revela el rostro y la bondad del hombre sabio, la importancia de la familia y el significado de la muerte.

Tiene una carrera de 10 años, ha participado en 12 exposiciones colectivas —presentando obra con el nombre de Esmeralda Núñez—,   Cartas de exilio  es su primera serie individual y en cada cuadro está la esencia de ella y de su familia que por varias generaciones se ha dedicado a la cartomancia.

“Mi abuela creció en el emblemático barrio de El Tepetate, era una persona muy conocida por su asertividad en la cartomancia y era una experta botánica, tenía un instinto desarrollado, mucha gente la consultaba,  yo no lo practico pero es algo que ha estado muy latente en mi familia”, platicó a EL UNIVERSAL Querétaro.

El proyecto de la exposición comenzó hace dos años, con una investigación sobre los gitanos. Su hija, su nieta y ella misma son parte de los personajes de esta primera tirada, además una carta gitana es evocada en cada  cuadro.

“Los gitanos son una sociedad que aun cuando no tienen un origen, tienen cosas muy establecidas como  el poder de la resiliencia, son personas nómadas, que han sido incluso exiliadas de varios países, sin embargo son muy firmes a sus ideas, tienen un carácter inquebrantable, son trabajadores, psicólogos natos, con sólo verte te pueden decir muchas cosas sobre de ti, y esa parte de la fuerza espiritual que tienen los gitanos es una fuerza que tiene toda mi familia, hemos pasado cosas muy fuertes y hemos salido triunfantes”, expresó.

El pintor Jonatan Olvera, maestro de Esmeralda, escribió para el texto de sala: “Sin censura tal cual la vida es, con blancos, negros, grises y colores entre ellos (la pintura transcurre en una zona gris, entre la luz y la sombra). Esmeralda pinta su mundo, que  es también, al compartirlo en su pintura, nuestro mundo. Con ayuda de óleos, pinceles y telas, con paciencia y entrega, pinta hombres, mujeres y niñas que posan frente a ella devolviéndole su propia mirada y percibiendo el infinito”.

Cartas de exilio  tendrá una segunda tirada para el 2018 en la Casa de Cultura de Celaya, en ésta la pintora hablará de más temas sobre la muerte, el amor y los viajes.

Comentarios