Se encuentra usted aquí

Artistas promueven sus marcas

La prueba piloto de Mercado Negro se realizó con éxito, exaltando la obra de creadores que radican en Querétaro
SERMOB, Sergio Morales Bello, Querétaro, Fiesta de Hércules, Stickers, La Fábrica, Iniciativa, Mercado Negro, Daily Marbling, Stickers, Button
Foto: Rocío Benítez
07/11/2017
06:17
Rocío G. Benítez
-A +A

La camioneta del famosísimo Ánimo, el baile con gallos de papel tan tradicional en la fiesta de Hércules, los  concheros, los perritos de la fuente de Plaza de Armas y las barrenderas, son imágenes del Querétaro que ve Sergio Morales Bello (SERMOB), quien creó stickers para ofrecerlos por primera vez en el Mercado Negro. 

Esta iniciativa abrió las puertas de La Fábrica a jóvenes emprendedores que a la par de su obra artística han  hecho sus propias marcas y crean joyería, ropa, juguetes, fanzines, calcomanías y piezas decorativas. Fueron 50 artistas y colectivos que se unieron a este mercado que tendrá una segunda edición a principios de diciembre.

SERMOB participó llevando su obra más reciente: Imágenes de Querétaro, Lado B, una serie de stickers que él mismo imprimió y cortó, las cuales muestran el lado en que ve a la ciudad y lo que más le gusta del lugar donde vive. 

“Esto es parte de mi proyecto de emprendimiento, llevo mucho tiempo viviendo de pintar pero esto me sirve para tener un ingreso constante y lo hago desde mi casa, mezclando la parte gráfica con cosas que veo en la vida cotidiana, cosas que me gustan como los gallos que hacen en Hércules, o las barrenderas que es una imagen  tan común, pero nadie lo pone como un emblema de Querétaro y es parte de la ciudad, por eso se llama Lado B. Y Mercado Negro nos abrió una puerta para mostrar nuestro trabajo e incluso para relacionarnos entre nosotros como creadores”, platicó SERMOB a EL UNIVERSAL Querétaro.

Angélica Iracheta también asistió al Mercado Negro con  Daily Marbling,  proyecto de joyería, stickers, button pins y prints, que inició como un experimento de combinación de colores. A través de su cuenta de Instagram, la pintora y escultora lleva casi un año subiendo las capturas de ese ejercicio experimental,  resultados que ahora se ve también en aretes y collares de vidrio pintado a mano por la propia artista, además de  calcomanías y botones.

“El proyecto se trata del registro de una obra efímera, porque la mezcla de pintura es efímera, yo hago la mezcla y eso se convierte en un juego de densidades juntando varios materiales y lo que queda es la foto que tomo de ese experimento,  el proyecto empezó a crecer y ahora que estamos en Mercado Negro veo que a la gente sí le interesa, esto resultó un espacio valioso porque además de vender estamos haciendo intercambio con los artistas, cambiamos obra entre nosotros, así sí queda bien este nombre de Mercado Negro, y también  empiezan a salir colaboraciones”, dijo Iracheta.

La Fábrica es un espacio que recibe a gente joven y familias, esto permitió que los artistas acercaran su obra y productos a un público distinto al que acude a galerías y museos. 

“Conmigo se acercó una familia y todos se llevaron algo, el papá compró stickers para sus compañeros de la oficina y se llevaron unos prints. Esta idea es muy buena porque nos permitió acercarnos a la gente promedio que no está tan involucrada con el arte,  simplemente están viviendo un domingo  y casualmente tienen un pequeño acercamiento con los artistas, porque somos los mismos artistas que estamos ofreciendo nuestro propios productos, y creo que también eso le gusta al público y se animan a comprar”, agregó Angélica.

La Madriguera Gráfica, que tiene su taller en el Centro Histórico, también participó; este colectivo está integrado por artistas originarios de Oaxaca que radican en  Querétaro, y en La Fábrica pusieron a la venta algunas de sus obras.

“Tenemos dos años haciendo autogestión en el colectivo y otras galería, y participamos en este evento para mover nuestra obra y conocer también el trabajo de otros compañeros, creo que todo esto nos muestra que es un buen momento para el arte,  hay mucho talento, y la gráfica ha ido tomando más fuerza”, narró el pintor Víctor López, miembro de La Madriguera Gráfica.

Presentando su marca de joyería Dulce Julieta y pinturas de pequeño formato, la pintora Diana Carolina también estuvo presente en Mercado Negro.

“Me gustó mucho el evento porque siento que es la primera vez que organizan algo así, exclusivo de arte, normalmente son tianguis de manualidades y esta vez somos más artistas que hemos creado, aparte de nuestra obra, otros productos, como en mi caso la joyería, y somos los mismos artistas los que están vendiendo los productos, eso está más interesante”, comentó Diana Carolina.

También participaron  en la primera edición de este encuentro de venta de arte emergente, la editorial Herring Publishers México con su colección de cuadernillos de autores queretanos; Da Substanz y Gold Rain estuvieron presentes con sus fanzines y libros de autor, además el artista visual Oswaldo García puso a la venta la obra fotográfica del reciente viaje que realizó a China.

En diciembre se realizará la segunda edición de Mercado Negro, el pintor y promotor cultural Luis Sánchez es quien está organizando este evento, por invitación de Alonso Barrera director de La Fábrica; el objetivo del evento es abrir un espacio de exposición y venta de artistas locales.

Comentarios