Gabriel García Márquez visto con ojos de mujer

La actriz Paola Medina compartió su experiencia como protagonista de la cinta Memoria de mis putas tristes
Noticias de Querétaro
Foto: Mario Valdés
07/03/2018
11:10
Karla Castillo
-A +A

La actriz mexicana Paola Medina, quien es la protagonista de la adaptación de la novela de Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes, realizó un taller integral en el Centro de Arte Bernardo Quintana, para platicar su experiencia en el mundo de la cinematografía.

Como parte del seminario del maestro Javier Velázquez, Medina comenzó dando la bienvenida a los asistentes en el patio central del recinto y posteriormente, habló sobre el arte de estar en la pantalla grande, así como de las constantes dificultades que se presentan en el séptimo arte.

Entre la audiencia destacó la pregunta dirigida a la actriz, en la que le cuestionaron la razón por la que decidió dedicarse a la actuación, a lo que respondió con innegable entrega.

“Es algo inexplicable, siempre quise ser actriz, desde que tengo memoria así fue, nunca se me ocurrió otra profesión y nunca se me ocurriría otra. Es una pasión que viene arraigada a mí”, dijo.

Asimismo, Paola recordó que hace ocho años protagonizó la película dirigida por el danés Henning Carlsen, quien entregó cuerpo y alma en este su último film, antes de fallecer.

Tanto el libro como la cinta cuentan la historia de un hombre de 90 años, que es ex periodista y desea despedirse del mundo, al lado de una mujer virgen, pero por cuestiones naturales de la vida, termina amándola.

La amada es Delgadina, una mujer de 14 años, que debido a sus circunstancias familiares debe prostituirse, ya que su madre está gravemente enferma 
y necesita dinero para las medicinas. Sin darse cuenta, ella también cae en la travesía de lo que socialmente sería llamado, un amor imposible.

El largometraje planteado en un ambiente de los años 60 en algún lugar del Caribe, fue grabado en el 2010 en Campeche y salió a la luz en 2011, lamentablemente como suele suceder en las salas mexicanas, no fue distribuido por razones ajenas a la producción.

“Esta película se queda como cine de culto, no fue muy vista porque la distribución del cine mexicano es carente. Duró dos semanas y pasó sin pena, ni gloria. Este suceso deprimió mucho a Henning”, expresó Paola para EL UNIVERSAL Querétaro.

Luego de que Paola compartiera esta experiencia, se mostraron algunas escenas importantes de esta joya artística, momento que la actriz aprovechó para platicar cómo fue que llegó a ser parte del reparto.

“Estaba harta de hacer castings, el director me habló para una entrevista en la que no me preguntó nada de actuación, nada de mi experiencia. Me entregó el guión y quedó en llamarme. Regresé por segunda ocasión, me hizo caminar frente a la cámara de un lado a otro y fue todo”, relató la intérprete entre risas.

Tres meses más tarde la llamaron para su primera prueba de vestuario. Esta noticia además de alegrarla, la hizo revivir su amor y pasión por la actuación y el cine, ya que comentó que el director vio la esencia de su personalidad, más allá de su ropa, maquillaje o currículum, tal como sucede en los castings tradicionales.

Conforme avanzaban las escenas, la actriz compartía más recuerdos de su grata experiencia al trabajar con un hombre que marcó su vida profesional y personal.

Experiencias en el mundo cinematográfico

DEL FILME

  • Título: Memoria de mis putas tristes.

  • Dirección: Henning Carlsen.

  • Reparto: Emilio Echevarría, Geraldine Chaplin, Paola Medina, Ángela Molina, Olivia Molina, Alejandra Barros y Rodrigo Oviedo.

  • Duración: 90 minutos.

DETRÁS DEL CINE

  • Paola Medina fue invitada por Navios Teatro Contemporáneo UAQ.

  • Este seminario posiblemente continuará con Ana Ciocchetti y Ofelia Medina, que aún están por confirmar.

  • Henning Carlsen fundó de la Escuela de  Cine de Dinamarca y de la Asociación de cinematógrafos Nórdicos.

Comentarios