”No somos angelitos, somos guerreros”

Tras su paso por Querétaro, el Festival Oxímoron presenta hoy en San Luis Potosí el espectáculo Genius.
Ricardo Limón, Síndrome de Down, Bailarin, Guerreros, Reino Unido, Anjali Dance Company,
Foto: Especial
03/12/2017
04:09
Rocío G. Benítez
-A +A

Con voz clara y fuerte, el joven bailarín Ricardo Limón dice que las personas con Síndrome de Down no son angelitos, sino guerreros que tienen el poder de expresarse a través del arte y así lo demostraron los participantes, que al igual que Ricardo, se inscribieron al taller de danza inclusiva brindado por Anjali Dance Company, agrupación del Reino Unido que luego de estar en Querétaro se presentará hoy en San Luis Potosí con el espectáculo Genius.

Anjali tiene más de 20 años dedicados a trabajar con bailarines con Síndrome de Down, y aunque hoy es considerada una de las compañías británicas más brillantes, su inicio no fue sencillo, su principal trabajo fue derribar los pensamientos negativos que cuestionaban la calidad de su obra.

“En Reino Unido no había ninguna compañía que impulsara este tipo de trabajo (…) y nadie se imaginó que personas con discapacidad fueran capaces de crear arte serio y profesional (…) Y yo quería demostrar que todas esas actitudes negativas eran falsas, y mostrar que las personas con discapacidad pueden hacer e inspirar a otros”, explicó Nicole Thomson, directora fundadora de Anjali.

Invitada por el Festival Oxímoron, la compañía británica visitó México por primera vez y presentó en Querétaro su ovacionado espectáculo Genius, además de compartir la coreografía Unicorn y The Reflection, esta última pieza fue interpretada por la bailarina Daisy Garrett, quien pertenece a Anjali desde hace ocho años.

La danza para Daisy ha sido un sueño desde que era pequeña, “pero fue muy difícil encontrar una compañía de danza que tuviera entrenamiento con personas con discapacidad, pero tuve mucho apoyo de mis amigos y maestros, de mis papás y el resto de mi familia”.

En el evento ¿Esto es danza? se abrió un espacio de diálogo con la compañía invitada y el público, además se presentaron los resultados del taller de danza inclusiva, sorprendiendo a personalidades de este arte en México, como Orlando Scheker.

“Creo que ha sido una experiencia que nos ha nutrido, a mí en lo particular me ha abierto los ojos a algo que desconocía, yo llevo más de 35 años dedicado a la danza, y en esos años desconocía que estas personas tienen esta capacidad de expresión, creemos que solamente lo pueden hacer los bailarines que tienen un entrenamiento profesional, con cierta rigidez, porque la danza es una actividad que requiere mucho entrenamiento, es como un deporte de alto rendimiento, entonces me di cuenta que la danza realmente sí toca a todo mundo, todo mundo tiene la capacidad de hacer danza”, dijo Orlando Scheker, director del Centro Nacional de Danza Contemporánea.

El arte es incluyente

En su primera presentación en Querétaro, el bailarín Ricardo Limón —originario de Guadalajara— participó en el taller de danza inclusiva y antes de salir a presentar la pieza que resultó de dicho taller, alzó la voz por las personas Síndrome de Down.

“Las personas con discapacidad no somos angelitos, somos seres humanos, porque nosotros demostramos y tenemos capacidad, esto lo tenemos que transmitir a la gente, nosotros tenemos muchas maneras de participar (…) Y hoy voy a demostrar con sudor y fuerza, que somos guerreros, yo me parto el alma en este escenario para enseñarle a la gente que nosotros somos guerreros”, dijo Limón.

Entre los asistentes a las actividades del Festival Oxímoron 2017, también estaban alumnos del Centro de Apoyo y Calidad de Vida (Cali.

“Creo que es una puerta más para abrirnos los ojos de que pueden brindar las personas con Síndrome de Down, o con discapacidad intelectual; hay que romper esas barreras y no tratarlos como niños, no centrarnos en sus limitaciones si no ver todas las potencialidades que pueden dar las personas con discapacidad, esa es la principal enseñanza, además de admirar la bella del arte, porque el arte es incluyente y es para todos”, expresó Francisco Teutli, fundador de Cali.

Con la presentación de Genius en el Teatro de La Paz, San Luis Potosí, se da por finalizada la cuarta edición de Oxímoron, pero Miguel Ángel Herrera Oceguera, director de Buró Cultural, ya habla del evento 2018, en donde espera se unan más instituciones para que este Festival Internacional de Arte y Cultura desde la Discapacidad crezca y, de esta forma, pueda llegar a otros estados.

“Sin duda nuestro mayor reto es con el público, estamos formando un público nuevo y eso es un reto que nos estimula mucho, significa un gran esfuerzo y un gran desafío que la audiencia sepa que cualquier evento que se incluya en Oxímoron es un evento con artistas profesionales, independiente de que tengan una ‘discapacidad’ (…) Ahora que ya se consiguió un impacto nacional, queremos que el público se acerque con más confianza y que crezca más; y también es muy importante la participación de las instituciones, para dar continuidad”, finalizó Herrera Oceguera.

Comentarios