#YoSoy132, 10 años después | Querétaro

#YoSoy132, 10 años después

Fernando Islas

“Los estudiantes demostramos que somos protagonistas de nuestra realidad”

El próximo 11 de mayo se cumple una década del nacimiento del movimiento estudiantil #YoSoy132, teniendo como lugar de origen la Universidad Iberoamericana, misma donde hace 10 años el entonces candidato del PRI a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, terminara escondido en los baños de la institución, ante una protesta de alumnos que señalaban la evidente participación de los medios de comunicación y del sistema político electoral para que el exgobernador del Estado de México, triunfara en las elecciones del  2012.

Este movimiento organizado de estudiantes fue la Primavera Mexicana que necesitaba una generación de jóvenes que parecíamos condenados a ser espectadores de como el partido hegemónico llegaba nuevamente al Poder Ejecutivo con la clara misión de concluir sus planes de saqueo a la nación; sin embargo, el detonante de todo el vendaval de indignación y rebeldía, fue el valiente acto de 131 estudiantes que a las pocas horas de la protesta en la Ibero, se identificaron con credencial en mano como  alumnos, desechando la versión de los medios de comunicación en donde señalaban que grupos porriles habían sido los protagonistas de los reclamos hechos al entonces candidato. 

Pero fue justamente esta muestra de dignidad lo que hizo que la solidaridad en redes sociales se hiciera presente de manera inmediata, marcando tendencia y originando así el nacimiento de #YoSoy132.

De manera espontánea y natural, miles de jóvenes a lo largo y ancho del país nos empezamos a organizar, principalmente desde nuestros centros de estudio, situación que fortaleció al movimiento, convirtiéndolo así en un grupo organizado a nivel nacional, que decidió no aceptar aquello que nos buscaban imponer y desde la creatividad e innovación, decidimos dar la lucha desde dos principales frentes. El primero de ellos fue la urgente democratización de los medios de comunicación, fijando así uno de los principales lemas del movimiento el cual estipulaba que nos pronunciábamos siempre y en cada momento a favor de la verdad, al avanzar la asamblea interuniversitaria nos declaramos en contra de la imposición de EPN y a favor de una democracia auténtica desde el apartidismo.

Fueron cientos de noches en donde se discutía desde un sistema de asambleas locales, comisiones definidas y organización horizontal, cuál sería el plan de lucha que se adoptaría a nivel nacional y estatal, debido a que cada entidad tenía causas propias que atender y defender, sin dejar a un lado el panorama federal. Hoy a diez años de distancia, la opinión en relación a este movimiento estudiantil está dividida, por un lado, hay un sector que le resta importancia; sin embargo, existimos personas que estamos convencidas que la incidencia de #YoSoy132 en la historia de México es tan importante, que, en caso de no haber existido, las elecciones de 2018 no hubieran sido el ejercicio democrático que fueron.

De la Ibero a San Lázaro, en las 32 entidades,  los estudiantes demostramos que somos protagonistas de nuestra realidad y que desde la organización tenemos la capacidad de modificarla.  Si no ardemos juntos, quién iluminará esta oscuridad, hoy y siempre #YoSoy132.

Comentarios