Vuelve la época del amor y no es primavera

Patricia Olavarrieta Del Rivero

Independientemente de los amigos con los que compartas un momento, un espacio;sean amigos de oficina o amigos de vida, mientras estén presentes ambos géneros, un tema de interés público es ¿cómo lograr una relación satisfactoria para ambas partes? Los que están casados no son felices y los que dejaron de estarlo añoran de nuevo encontrar el amor. Los primeros buscan espacios, sensaciones que ya no encuentran con sus parejas y los que se encuentran sólos, buscan el poder compartir de nuevo buscando, de igual forma sensaciones que sólo las provoca el estar junto a alguien con quien encuentras afinidad y comodidad. Seres humanos insatisfechos.

Al final, buscamos como en todo, la felicidad en el otro y dejamos de ser para mimetizarnos en el otro y ¡eso! es el más grande de los errores.

Como mujer de 40, nos enseñaron a ser esposas y madres abnegadas, perfectas para los demás pero olvidándonos de nosotras.

Hoy es más claro el saber que tienes que ser feliz a partir de ti para poder compartir con alguién más. Pero al final, después de mucho, se añora el sentir, ya no se recuerda cómo se siente el amar a alguien. Es más difícil confiar, ya has sido lastimada y has dado mucho a quien no lo merece y por eso ahora, decides encerrarte y blindarte para ya no sentir más.

¡Pues te tengo noticias! Siempre regresan las ganas de volver a amar. La diferencia ahora es que ya no hay fantasmas, eres tú, has pasado ya por tanto que durante tu proceso te has descubierto y también has aprendido a reconocer tu propósito. Y así, como entiendes que debes fluir y confiar para recibir lo que mereces en el mundo espiritual y material, así también lo será en el tema del amor.

No es primavera y un día despiertas con esa sensación particular que hace que el corazón lata más rápido. Vibras, recuperas las ganas de experimentar el sonreírle a alguien y te corresponda. Ahora es más fácil, no te urge, puedes vivir y por eso no lo buscas, confías en que en el momento perfecto llegará y eso te motiva, sin prisas pero con la seguridad de que será lo mejor.

Mientras tanto, ama la vida, regocíjate y deja que tus ojos continúen brillando por el simple hecho de estar viva. 

Es lindo, volver a sentir el amor en ti, no lo dejes escapar. 

Comentarios