Voluntariado de Fundación Arca, A.C

Ángeles Ochoa

Es el tiempo quien se encarga de meter en el círculo perfecto del orden, desagraviar agravios, enderezar entuertos y pagar deudas de honor.

“El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”. Charles Chaplin, actor y director británico. (1889-1977).

Enorme algarabía es saludarlos de nueva cuenta, mis estimados lectores. 

“Hoy vengo a motivarlos al compartir mis conclusiones filosóficas de un modo certero, atractivo y sabio. En efecto, para alcanzar la sabiduría, no necesariamente necesitamos permanecer a la década de los 40’s o más. Simplemente es dejarse seducir por el aprendizaje emanado como fragancia con aroma a rosas, de los buqués de alegres o amargas experiencias. Lo importante es aprender y gritar fuerte: “¡lo logré!”. 

Como bien decía mi parafraseado personaje de hoy, Charles Chaplin, es el tiempo quien se encarga de meter en el círculo perfecto del orden, desagraviar agravios, enderezar entuertos y pagar deudas de honor.

Ese tiempo que con su figurativa mano de Rey Midas (pues todo lo convierte en oro), es nuestro mejor aliado en poder sumarnos a una causa social.
Por ello, el día de hoy me inunda un sentimiento de alegría al poder invitar a los ciudadanos quienes a partir de los 18 años y en adelante, deseen sumarse al voluntariado de Fundación Arca, A.C. y con su noble labor ver, precisamente cómo el tiempo encuentra una mejor versión al apoyar a quienes más nos necesitan.

Por lo que he podido experimentar en estos ya 7 años de dedicarme al altruismo, sí se ven los cambios ascendentes y necesarios en las comunidades y sectores atendidos.

Quienes aún no conocen la causa de Arca, A.C., les platicaré que esta asociación se fundó por iniciativa de su amiga y servidora, a quien hoy leen. Me remonto al marzo de 2011, y desde entonces, hemos trabajado con gran esperanza, amor e ilusión por favorecer a la infancia y adolescencia. A manera de resumen, lo que llevamos a cabo es sobre todo la formación humana y de valores, promoviendo el sentido de pertenencia y de la responsabilidad, con miras a formar ciudadanos con el nuevo chip de siempre poner el nombre de México en alto.

Como periodista que soy, aunado a la psicología de las masas, he de decirles que no les platicaré todo hoy, así mejor se quedan intrigados, y nos contactan para que les demos la más cordial bienvenida al equipo de voluntarios de Arca.

Los dejo el día de hoy, esperando pasen un estupendo sábado.

“Hasta siempre me voy a ser feliz, haga usted lo propio”. 

Comentarios