Volando alto, sin tener que volar tan lejos.

Natividad Sánchez

“Sigo pensando: ¿por qué a algunos mexicanos nos cuesta trabajo reconocer lo maravilloso de nuestro país?, que los productos son de la mejor calidad incluso comparado con otras partes del mundo, y nuestras personas son valiosas. Sin embargo, hemos vivido por años la llamada “fuga de cerebros”, y no precisamente porque los poseedores no tengan ideas novedosas, habrá que reconocer nuestras tradiciones, leyendas y cultura galardonadas con las mejores palmas. No me dejarán mentir, nos encanta presumir viajes a otras fronteras y mostrar las artesanías hechas en otros sitios sin enaltecer de igual forma las que se elaboran en  nuestro México”.

…De aquí parto, con estas palabras enunciadas en la presentación de un producto 100% queretano, sin nada que pedirle ni envidiarle a cualquiera fabricado a unas cuantas horas o días de distancia, y no por minimizar el trabajo de otros países, sino por el simple orgullo de saber que “en Querétaro también podemos volar muy alto sin tener que volar tan lejos”.

“México lo tiene todo”, así como lo dice esta frase que hemos escuchado a través de los promocionales de la Secretaría de Turismo,  y que afortunadamente es cierto, hay de todo, cosas buenas y malas. Algunas veces nos empeñamos en resaltar lo negativo o menospreciamos lo que se realiza en nuestra tierra, y en ocasiones le hemos puesto nombre, “chafamex”… ¿Has escuchado alguna vez que: “para conocer el mundo primero debes conocer a tu país”? Pues quizá deberíamos tomarlo en cuenta, al menos, interesarnos un poco más sobre el lugar donde nacimos o hemos adoptado para vivir y reflexionar en la imagen que nosotros mismos tenemos de ese lugar que nos debe enorgullecer.

Por ejemplo,  que respuesta darías a la pregunta: ¿cuál es la comida típica de Querétaro?, sin duda, la respuesta es “las gorditas” o “enchiladas rojas”, aun que podría cambiar un poco si la complementamos diciendo que tenemos una gran variedad de alimentos provenientes de los 18 municipios del estado: la barbacoa y el pulque elaborado en la comunidad de Boye en el municipio de Ezequiel Montes a donde pertenece, por cierto “El pueblo Mágico de Bernal” y “La Peña” (El tercer monolito más grande del mundo) y donde también se cocinan los riquísimos nopales en penca.

Podemos gozar de los dulces típicos y licores hechos con manzanas de la región serrana en el municipio de  San Joaquín, contamos con cuatro de los mejores viñedos del país y queserías a sus alrededores, además de una gran lista que no alcanzaríamos a mencionar,  podemos degustar platillos mestizos, para quienes buscan “comida exótica”, nuestros antepasados nos heredaron; los tacos de escamoles (huevos de hormiga con aceite de oliva) , la lengua mechada, el atole de teja, el pan de pulque y el delicioso zacahuil.

¿Sabías que “Querétaro, de lo bueno todo” es una marca turística?, nuestro estado se encuentra en el grupo de las primeras 25 marcas en el ReBrand® Global Awards 2009, un certamen internacional que evalúa su diseño no sólo estético sino funcional, para ser identificado y reconocido a nivel mundial. Es el único estado de la República, junto con el Distrito Federal, que cuenta con cuatro Patrimonios de la Humanidad declarados por la Unesco: el Centro Histórico de Santiago de Querétaro, las cinco misiones franciscanas de la Sierra Gorda, el Camino Real de Tierra Adentro y los lugares de memoria y tradiciones vivas de los otomí-chichimecas de Tolimán.

Sin duda nuestro estado tiene un largo camino por recorrer, y aun así con todo y lo que nos falta por mencionar podemos decir que, “Querétaro” es, sin duda, mucho más que la palabra más hermosa en español. 

Comentarios