Voces del periodista

José Sobrevilla

Sin hacer mucho ruido, el club, la revista y la fundación que lleva el nombre de don Antonio Sáenz de Miera han apoyado y defendido el trabajo de muchos periodistas

Periodista cultural.

Voces del periodista es el órgano informativo del Club de Periodistas de México, A.C., fundado por el comunicador poblano Antonio Sáenz de Miera y Fieytal, quien en 1934 diera sus primeros pasos en el periodismo como reportero de sociales y policía para el Diario de Puebla. Su director general es Mouris Salloum George y su compañera Celeste Sáenz de Miera es la directora de información. Sin hacer mucho ruido, el club, la revista y la fundación que lleva el nombre de don Antonio Sáenz de Miera han apoyado y defendido el trabajo de muchos periodistas, y cada año reconocen la actividad de los comunicadores; en la Posada del Periodista han dado cobijo a varios reporteros llegados a la vejez en el abandono total o que se encuentran en tránsito.

En 1951, cuando presidía la Asociación Mexicana de Periodistas, don Antonio fue el primero en fundar un Certamen Nacional de Periodismo; la muerte lo encontró antes de crear la Posada. Fue Celeste, su hija, quien un 1º de marzo del 2000 cumplió su sueño y hoy, con diversos apoyos, ha cumplido 18 años de funcionamiento.

El 26 de junio Voces grabó el primer programa aprovechando las nuevas tecnologías de la información para redes sociales y que cotidianamente conduce Celeste Sáenz de Miera para Radio ABC de la Organización Editorial Mexicana, Grupo Radio Turquesa y La Pantera. El acto fue en la fundación que lleva el nombre del creador del Certamen Nacional e Internacional de Periodismo, que se entrega cada año a los trabajadores de la tecla y que por dos ocasiones ha ganado nuestro director de EL UNIVERSAL Querétaro, José Antonio Gurrea.

Ante un auditorio al que asistieron personalidades de la lucha social y periodística, fue montado un escenario con celulares fijos a tripiés, flanqueados por dos grandes pantallas, donde la conductora tuvo como invitados al catedrático de la Universidad Iberoamericana y miembro del Centro de Estudios Estratégicos Nacionales Alberto Montoya Martín del Campo, y a Walter Arellano, del programa Diálogos por la democracia, que transmite TV UNAM. Le acompañó también Jorge Santa Cruz (de gran historia en Radio 13) y Luis Xavier, caricaturista, que realizaba trazos mediante transcurría el programa.

Desde niña, Celeste estudió música y ciencias sociales, pero las amistades de su padre, grandes comunicadores que frecuentaban su casa, la influyeron para adoptar la vocación de informar y hacer labor social.

El antecedente del Club de periodistas fue la Asociación de periodistas escritores de 1872, que defendía la libertad de pensamiento y la manifestación de las ideas. Eran tiempos juaristas y destacaba el dinamismo del periodista jalisciense José María Vigil, simpatizante del Partido Liberal, al que apoyó después de la caída del gobierno de Antonio López de Santa Anna en el periódico La Esperanza.

Antes de ocupar la sede de Filomeno Mata 8 y 10, Centro Histórico, el Club estuvo en Morelos 37. El 26 de noviembre de 1961, el presidente Adolfo López Mateos cedió mediante decreto el edificio colonial, actual sede, entregado como gesto de amistad a los periodistas un 14 de febrero de 1962 a través del vocal presidente Mariano Diez Urdanivia, ex director de La Prensa y quien prefería firmar como Mariano D. Urdanivia.

Le llamaban antiguo Edificio de Pesas y Medidas porque durante el gobierno de Abelardo L. Rodríguez albergó a la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo. También estuvo un hospital. Su construcción inició en 1904 bajo el diseño del arquitecto Genaro Alcorta, y está ubicado en la calle de Filomeno Mata, importante periodista del porfirismo y que en este mes de julio se conmemora su natalicio y aniversario luctuoso. En los 90 el interés político quiso despojar a los comunicadores de su sede para entregarlo al Banco de México, pero una lucha férrea de don Antonio, Celeste, Mouris y varios periodistas y abogados lo impidieron.

 

 

 

Comentarios