Vivencias, padre, vivencias

Rodrigo García Santana

Que padres vivencias tuve contigo Papá, y que mejor día el recordarlas en la conmemoración del día del Padre, recuerdo tu tono fuerte serio que siempre me formo como persona, tu temple de acero que no decaía ante ninguna situación aun recuerdo tus palabras “Disfruta mientras tu Padre viva”, todo lo solucionabas sin alterar tu estado de ánimo.

Tu partida papá dio frutos, como aquella canción que cantabas con tanta fe inclinando tu cabeza y cerrando los ojos…”Entre tus manos está mi vida señor, entre tus manos pongo mi existir. Hay que morir para vivir, entre tus manos confío mi ser, Si el grano de trigo no muere, si no muere solo quedará, pero si muere en abundancia dará un fruto eterno que no morirá…”  y así es Padre en abundancia fue,  hoy tienes ya 5 nietos que serian tu adoración.

Con todo mi corazón recuerdo el puesto de tacos que pusimos “Don gato y su pandilla” ahí nos enseñaste el valor del trabajo diario, sabes nos sirvió mucho porque fue ese negocio el que nos dio el sustento después de tu partida, sin duda viejo mío siempre fuiste un paso adelante de la vida, pareciera que conocías las situaciones por las que tendríamos que pasar y nos dotaste de enseñanzas para salir adelante.

Los arboles que con tanto cariño sembramos en la avenida frente a la casa, crecieron mucho recuerdas, sabes recuerdo que ese día después de que me atacaron los perros y salimos a defendernos para tranquilizarte me dijiste que esos árboles representaban a cada uno de nosotros que por eso eran seis y de ellos yo era el más pequeño, esa vivencia quedo muy marcada en la familia porque después de tu partida una pequeña tromba tiro al que representaba el tuyo, y cuando salimos Mamá dijo es el tu Papá,  es curioso pero es real es mi vivencia y la atesoro en mi corazón.

Recuerdo muchas frases que decías y más vivencias  que  tuvimos y la verdad es que muchas de ellas han servido para lo que actualmente vivimos, y han sido materia de columnas escritas en este periódico es un orgullo para mí que podamos compartirlas con otras personas y sacar lo mejor del lado humano.

Esta palabras que anteceden son algunas vivencias que en vida tuve con mi Padre, sé que me faltaron más por contar, pero muchas más por vivir junto a él, se las comparto desde luego como un homenaje a él quien falleció hace ya 18 años y también para poder decirles que la vida corre rápido que cuando menos lo esperamos puede llegar una sacudida que pueda cimbrarnos y todo puede cambiar.

Si tienes en este día a tu Padre en vida, amalo, vívelo, abrázalo, gózalo, disfrútalo mucho pero con una condición de aquí hacia adelante, no dejes de hacerlo, te lo dice alguien que sin saber lo que pasaría, la vida le dio la oportunidad de estar siempre al lado de él y que sin duda si viviera tendríamos muchas más vivencias juntos.

Muchas gracias por darme la oportunidad de enviarles un mensaje semana a semana, agradezco sus comentarios.                     

 

¿Cuándo fue la última vez que tuviste una vivencia con  tu Padre?

 

Reflexiona y Actúa    

Comentarios