Visión histórica

Para el Presidente retomar el nacionalismo y la visión social es reivindicar las luchas históricas del pueblo mexicano, entendido no como un mero agregado de personas, sino como un continuo en el tiempo de individuos que comparten una misma lucha
07/02/2019
06:18
-A +A

El presidente Andrés Manuel López Obrador en su discurso conmemorativo de la Constitución de 1917 expresó varias ideas que merecen analizarse; desde la propuesta de profundizar en nuestra democracia hasta afirmar que se ha afectado la esencia nacionalista y social de tal norma. Considerándolas una declaración de intenciones las utilizaré para resumir el pensamiento constitucional de la Cuarta Transformación.

El Presidente al proponer el perfeccionamiento de nuestra democracia señala que no se profundizó en ella en las constituciones anteriores; y hacia futuro precisa que debe acabarse con los fraudes electorales, la compra de votos y el uso de recursos públicos en beneficio de candidaturas.

De lo anterior destaco lo siguiente: como ningún político en la época moderna, López Obrador está guiado por una visión histórica. Se le puede aplicar la frase que Churchill escribió para un antiguo primer ministro británico, Lord Rosebery: “Siempre tuvo a su alcance el Pasado y éste fue el consejero del que más se fio”. Por tanto no extraña su acercamiento histórico a la Constitución.

De esto puede trazarse una línea en el pensamiento presidencial que de hecho arranca en la Constitución de Apatzingán de 1814, en la que Morelos hablaba de moderar la riqueza y la opulencia, pasa por la de 1857, luego por la de 1917 con su esencia nacionalista y social como señala el Ejecutivo, y llega al momento actual, en el que detecta esas dos fallas, la democrática y la traición a ese espíritu.

De acuerdo a mi interpretación, para el Presidente retomar el nacionalismo y la visión social es reivindicar las luchas históricas del pueblo mexicano, entendido no como un mero agregado de personas, sino como un continuo en el tiempo de individuos que comparten una misma lucha, y que la misma se transforma ahora en la exigencia de una democracia sustancial efectiva.

No solo son posibles, sino también necesarias otras visiones. El componente democrático exige la discusión de las ideas, el planteamiento de un diálogo que como requisito inicie con preguntarnos qué tipo de estado queremos; por ejemplo, habrá quien proponga una revisión constitucional en clave de privilegiar los derechos fundamentales, otra persona lo hará buscando fortalecer el federalismo, y habrá quien proponga cambios desde una visión comunitarista.

Tenemos definido el constitucionalismo de la Cuarta Transformación, su método es histórico y su propuesta es nacionalista, social, y orientada a una democracia sustancial. ¿Qué visiones constitucionales distintas se presentan por parte de las oposiciones y de la academia?

 

Consejero Electoral del IEEQ. @lovadograjales

 

 

 

 

 

 

Doctor en Derecho, profesor universitario y autor de diversos libros en materia jurídica. Consejero Electoral del IEEQ. Twitter @lovadograjales

Comentarios